¿Sueña un científico con ovejas científicas?

Editorial TauZero 24¿Huele distinto la rosa cuando la huele una científica? Hay un cuento de Julio Cortázar en que una persona compra un diario y lo lee en un banco de la plaza, donde lo que abandona ya no es un diario sino un montón de papeles. Lo encuentra alguien que aún no ha leído las noticias, de modo que convierte aquel montón de papeles nuevamente en un diario. Con el mundo pasa algo similar, pues aunque la realidad entra por los ojos, ello no es lo que vemos. Creo que fue Thomas Kuhn quien planteaba un ejemplo de esto mismo con más sabor histórico: dos personas, una de la Edad Media y otra del Renacimiento, observan un atardecer. Ambas presencian el mismo atardecer, pero mientras la persona de la Edad Media ve el Sol moverse en busca del horizonte, la persona del Renacimiento ve la Tierra rotar sobre sí misma y perder el Sol de vista. El mismo mundo se convierte de persona en persona en una ilusión, en una cárcel, una fiesta, un infierno, una empresa, un lupanar. ¿En qué se transforma cuando llega a los ojos de un científico?

Tienes en tus manos (o ante tus ojos) uno de los números más audaces de Tauzero. Aunque la revista carga un rótulo, por voluntad del Gran Ingeniero, que la anuncia como un medio que se dedica parcialmente a la “valoración de la ciencia”, en la práctica son aún pocas las personas que asocian Tauzero con divulgación científica, no importando que como referente de CF ya se halle bien consolidada en el medio nacional. Seguramente se debe a que en Chile creemos encontrar buenos medios de divulgación científica si visitamos el kiosko. Es una creencia que no comparto, pero no oso predecir qué día esto cambiará. Que el país “no está maduro” (por usar una excusa con que postergamos hacer muchas cosas que en el fondo sabemos que están bien, pero que preferimos dejar para unos 20 o 30 años más adelante, cuando en el extranjero ya sean algo añejo) para una publicación de divulgación científica que al mismo tiempo sea de buena calidad y un buen negocio, es una posible explicación del panorama que hoy encontramos; que es posible hacer ese tipo de publicación, y hacerla entretenida, es algo que este número intenta probar. O al menos es la audacia que quisimos intentar.

Así las cosas, en esta edición de TauZero, tanto los contenidos como sus autores están relacionados de una u otra forma con la ciencia. [TZ]

Eduardo Unda-Sanzana
Astrónomo

Palabras Finales

Rodrigo MundacaY eso sería todo por esta edición (la 24). Esperamos que hayas disfrutado de la lectura. Con el ejemplar que acabas de leer, celebramos cinco años de vida digital. Un recuento en cifras duras: 24 números, 10 ediciones especiales, 1 concurso de cuento, 1 concurso de novela corta. Y en preparación la edición de un par de novelas.

Quisimos celebrar este aniversario con una selección de contenidos “clásicos”, en donde la ciencia ficción de estética pulp-y-hard estuviera presente junto a textos de divulgación científica. El resultado nos dejó contentos tanto por el contenido, como por los nombres que firman los aportes.

En primer lugar, contamos con la presencia de Alastair Reynols, un autor escocés bastante prolífico del que poco y nada se ha leído en estas latitudes, pues la gran mayoría de su obra permanece en inglés. Su reputación la obtuvo por su serie de novelas, ambientadas en un universo de particular cosmogonía, que colectivamente se conoce como “Revelation Space”. Alastair amablemente accedió no sólo a contestar nuestras preguntas, sino que presto nos autorizó para traducir y publicar uno de sus cuentos más famosos y bellos, Zima Blue.

Por otro lado, enmendamos un gran pendiente. Hace un tiempo, Contactamos a Ben Bova, un autor contemporáneo de Isaac Asimov, quien gentilmente también nos cedió un relato para traducir y publicar. Por motivos que no vienen al caso señalar, la publicación del relato de tintes ucrónicos fue postergada para una edición más propicia, y creemos que la espera ha valido la pena.

¿Qué es lo que estudia la zetética? Hasta antes de leer “Conviértase en brujo, conviértase en sabio” nosotros lo ignorábamos, y cuando lo supimos nos sorprendimos gratamente al saber que sigue existiendo la cordura en el mundo y esfuerzos concretos para no ceder terreno frente a las seudociencias y supersticiones. Entrevistamos a Henri Broch – autor del mencionado libro – quien nos explicó el concepto de zetética y de paso nos contó sobre su muy original área de investigación. Como curiosidad valga señalar que el entrevistado es de nacionalidad francesa y que no gusta mucho del inglés. Eso nos planteó el interesante desafío de tener que realizar la entrevista en idioma galo. Fue un interesante esfuerzo colaborativo muy en la onda 2.0.

Si bien nuestra visión ha sido siempre lo global, creemos que no hay que obnubilarse y sólo mirar hacia fuera. Como publicación chilena especializada en el género fantástico el espacio para compatriotas está garantizado. Es por ello que hacemos público nuestro compromiso de publicar en cada número de TauZero al menos un cuento de escritores chilenos. En este número el turno es de Vladimir Spiegel, seudónimo de Iván Sanhueza. Como dato anexo, señalar que en el año 2006 Iván fue sindicado por el Mercurio y la Universidad Adolfo Ibáñez como uno de los 100 jóvenes líderes chilenos, distinción que también han recibido nuestros amigos Jorge Baradit y Francisca Solar.

Para finalizar, una reflexión personal. En estos últimos cinco años vinculado al quehacer cienciaficcionesco, he tenido la oportunidad de ver los acontecimientos editoriales desde primera fila, los que se han ido documentando tanto en el e-zine, en el blog y en el foro de discusión. A veces, cuando me siento algo nostálgico, reviso esos mensajes antiguos y es gratificante darse cuenta de aquello que alguna vez fue una quimera o una idea lanzada al viento, cuando se la multiplica por cinco años y por personas comprometidas con la causa, el resultado no puede ser otro que el éxito.
Amigos y amigas, muchas gracias por vuestro trabajo, empuje y energía. Gracias por la paciencia, fidelidad y, por sobre todo, gracias por creer en este proyecto colectivo que se alimenta, crece y evoluciona con la visión de todos nosotros. Cinco años de vida no se logra con buenas intenciones, se logra con trabajo concreto y mucha alegría. Gracias por la buena onda y a seguir pedaleando en nuestro clásico cohete a pedales.

Editorial TauZero #23

Finaliza un año más de aventuras en el continuum de los autores chilenos de género fantástico. Por el lado editorial, 2007 ha sido increíblemente fructífero con al menos una decena de libros publicados. A saber: Identidad Suspendida (Sergio Alejandro Amira), La Segunda Enciclopedia de Tlön (Sergio Meier), En Todos los Burdeles del Mundo (Miguel Vargas), La Carpeta Roja (Miguel Lagos), Poliedro Dos (varios autores), la edición española de Ygdrasil (Jorge Baradit), Romance de Alauwen y Eliosad (Marcelo Fuentes), Sonrisas Estelares (Teobaldo Mercado), La Lanza Rota (Alberto Rojas) y Alucinaciones.TXT (varios autores). Con tal volumen de obras, comienza a ser complicado realizar un recuento de memoria.
Continúa leyendo Editorial TauZero #23

De qué estan hechas las niñas

“La esencia femenina es multiforme y heteróclita. y yo, yo funciono a base de mecanismos silenciosos e iluminados que se conjugan y reorganizan a la perfección -como armonía pura, un poco disonante. no hay ninguna zanja infranqueable en mi interior ni tampoco alguna dicotomía intolerable. contengo mis sentires en una homeostasis salvaje regulada por ese mismo gran principio que mueve las piezas cósmicas. no es el karma universal: es el equilibrio suave y profundo que proviene de (you name it). mi conciencia transparente invita porque está expuesta con brutalidad sincera.

Me gusta ser mina. me gusta esto de tener un cuerpo suave y con curvas. me gusta que filósofos cotidianos y de cátedra nos considerenenigmas y kerimas: enigmas velados, desvelados y vueltos a velar – casi un objeto de culto hermenéutico. me gusta tener orgasmos más intensos que los de cualquier hombre. quiero vestirme de rosado y andar en una camioneta gigante. quiero tener un pony y estudiar literatura dura. quiero ser una estrella porno. quiero ser una princesa”. Toncy Dunlop.
Hace unos meses este texto me voló la cabeza, era yo, vista y escrita a través de la lengua dura y mojada de, hasta ese momento, una nenita desconocida.

Y ahí salté yo, en medio de la batalla de zombies que significó este ligero cambio del “taucito”, donde ellos gritaban y se engullían unos a otros para vomitarse de vuelta en una lucha sin fin, donde se dió a luz al tau de baradit…sí, ahí salté yo, diciéndoles que quería hacer un tau de minas y para minas, rosado y negro, con porno y ternura mezcladas en una vorágine de niñas con lágrimas en los ojos y cables saliéndoles por el cuello. Quería ver un tau que realmente me dieran ganas de leerlo, que me hiciera algún click.. así que , con la inconsciencia que me caracteriza, me embarqué en esta navecita que va echando humito rosado.
Y no quise hacer lo mismo de siempre… poner a las dinosaurias de la sci-fi, esas que escriben como nenes, sino a las chicas que desde el fin del mundo estamos haciendo algo de escándalo, chilean riot grrrls. Asi que agarré a mis amigas, sangre de mi sangre y las golpeé con ternura para que se pusieran a trabajar. Y el resultado está aquí. Podría haber mucho más, quedo con la sensación de que se puede seguir con este estilo, tratando de darle una vocecita a nosotras, que también estamos gritando en medio de esos zombies locos y sedientos de máquinas.

Y esto no sigue una línea más que mostrarnos tal como somos:, tiernas, ñoñas, duras, violentamente sinceras, calientes, inocentes, misteriosas, y profundamente divergentes.

Espero que les guste, pues a mí me gustó mucho armar esta revista, sentí que armaba un pequeño bocadito de hojaldre relleno de crema pastelera y nitroglicerina, sintiendo que tan sólo me asomaba a un universo nuevo, lleno de colores y sensaciones extrañas.
Espero que con los textos, las entrevistas y las ilustraciones logren asomarse también, logren sentir un poco de qué están hechas las niñas.

,

Editorial TauZero #21

…“O, como me vi metido en esto de puro bocón y agrandado”

Luego del reposo estival, comenzaron los reclamos estacionales de rigor. Miles de ñoños antorcha en mano golpeando las puertas de la mansión del Director de TauZero en actitud desafiante, transantiaguizados, los ojos rojos, la ira pintada en sus poco agraciados rostros.

El Director escuchaba al pueblo tras sus paredes.

Muchos pidieron la cabeza del seguro responsable de tanta ignominia. Esbozaron planes espantosos y sonrieron bajo las capas manchadas de sangre urdiendo sabotajes impensables.

Pero el Director no aparecía.

De pronto uno de los zombis, bendecido con la boca más prominente de todas, lanzó al aire la frase decidora: “¡¡¡Yo lo haría mejor que vos!!!”. Al instante las puertas de palacio rechinaron e hizo su aparición magnánima el Director que, apuntando con su portentoso dedo, dijo a los cuatro vientos: “Yapoh, a ver si te la podís”. Y me cagó.

Ahora son las 12 de la noche de un día laboral y estoy frente al computador escribiendo esta editorial mientras el Director se solaza en todo, echadito para atrás en su hogar humilde hogar.

En fin.

Pensé durante un par de días en hacer lo que haría cualquiera con un juguete nuevo: jugar. Perpetrar un Tau de autor, un TAU BARADIT, donde se entrevistaría a Adam Parfrey, autor de Apocalypse Culture; donde se le harían reportajes a oscuros sadomaso evangélicos creyentes en los OVNI, o a la anciana que escribe historias eróticas acerca de polillas vampiro que fabrican licor de aceite humano en los baños turcos de calle Marín; un Tau que incluyera tortura y una corona de clavos oxidados para armar, en esta semana santa de año terminado en siete; recetas para cocinar embriones humanos y ejercicios respiratorios para las mujeres que quieren menstruar por la boca.

Pero.

Después lo pensé mejor y decidí hacer lo correcto (changos!..). Un Tau con tres objetivos: el primero, a raíz del lanzamiento a librerías españolas del número “Premio UPC’06”, Colección NOVA, celebrar que por primera vez en nuestra historia un latinoamericano gana el premio más importante en lengua castellana de Ciencia Ficción (sí sé que viene de muy cerca, pero de haber obviado este acontecimiento histórico me habría ganado otro galardón que ya le pertenece a Boris Quercia. Asi que el que quiera acusarme de egoico, acá tendrá un festín). TRINIDAD, la única novela participante venida desde Chile, gana ex aequo el Primer lugar del Premio UPC’06 de novela corta, año 2006. Incluso Miquel Barceló (castañas!!) nos envió, muy amablemente como es su costumbre, la introducción que incluirá la edición de este año como absoluta primicia.

El segundo punto, es celebrar que nuestro país pedalea con más y más ganas para hacer despegar este cohete a pedales que es el Fantástico nacional. Para ello reportear en distintas áreas los esfuerzos y logros de nuestros compatriotas: Martín Cáceres en comic, Luis “Altair” Saavedra en animación, Sergio Meier en narrativa y la incorporación de un nuevo nombre en ilustración (nuevo al menos para nosotros), Sergio “Kenshin” Quijada, colaborador en DIABLO, HUMAN KIND y CALEUCHE.

El tercer objetivo es mantener viva la chispa de la ciencia pura y dura (marca de nacimiento de TauZero) con un notable artículo de Andrés Corona acerca de nuestro astro Rey.

Para finalizar agradecer a todo el ámbito Tauzeriano por el apoyo, especialmente a Gabo Mérida, a la Enkeli, al propio Tino, a Sergio Amira, Luis Saavedra y tooodo el resto de los que siempre aparecen en la fotografía que nos tomamos una y otra vez en tertulias organizadas de trasnoche, en lugares de dudosa reputación, alrededor de Santiago.

El bonus track es really amazing. Para hablar de lo que significa ganar el UPC y la ciencia ficción, nada menos que otro ganador del UPC, quizá el más notable de todos. Este TauZero incluye una entrevista exclusiva a Robert J. Sawyer, que tuvo la amabilidad de darnos parte de su tiempo para responder nuestras inquietudes, desde acá, desde el very culo del mundo.

Una advertencia. A raíz de la enorme cantidad de material, opté por una diagramación que privilegia los “chorizos” de texto interminable. Al que no le guste leer, que vaya a comprarse el Condorito.

Tau Zero, OTROS MUNDOS…Enjoy this!!

Jorge Baradit, Marzo de 2007.

Editorial TauZero Especial Lluvia Ácida

Logo TauZeroHan transcurrido varios meses desde que se realizaron el par de entrevistas-coloquios con Lluvia Ácida publicados en este especial, y muchas cosas han pasado desde entonces. Desde mi memorable reencuentro con Héctor y Rafael en el lanzamiento de Tierras Magallánicas en Santiago, hasta la llegada a mis manos del DVD de Elemental en vivo.

Varias cosas de las que aquí se mencionan como futuribles probabilidades ya se han concretado, porque Héctor y Rafael son el tipo de creadores que concretan cosas. ¿Hay creadores que no concretan? Sí, por supuesto, o bien elaboran mundos completos en su cabeza sin nunca traerlos a la realidad, o han optado poéticamente por el silencio. Héctor y Rafael son distintos, posen el tezón, el empuje y la fuerza que tanto colonos como pueblos originarios tuvieron para vivir en el extremo sur de Chile, esa energía psicogeográfica que tan bien conozco.

Este es el homenaje que TauZero brinda a Héctor y Rafael, a LLuvia Ácida, con admiración y respeto.

¡Salve, oh pioneros sonoros de la indómita Tierra Australis!

diciembre de 2006

Editorial TauZero Especial FanFics Star Wars

Logo TauZeroLa idea de realizar un especial fanficcionero de Star Wars surgió hace más de un año, tras el estreno de La Venganza del Sith. En su momento hicimos la convocatoria correspondiente y en un par de semanas recibimos tres cuentos de A. César Osses Cobián, Jorge Baradit y Daniel Guajardo (mencionados en orden de llegada). Por una razón u otra el especial se fue retrasando y retrasando y fue así como finalmente decidimos publicarlo sin el cuento donde Luis Saavedra prometía contarnos el verdadero origen del Halcón Milenario (la primera nave intergaláctica de origen terrestre) y sin aquel magnífico fanfic que podría habernos regalado Pablo Castro desde la perspectiva de un oficial del Imperio o incluso un simple Stormtrooper.

Mi postulado inicial fue el de focalizarnos en un personaje poco conocido, un segundón derechamente. Contar la historia de Nieb Nubb, por ejemplo, o de alguno de esos bicharracos de la cantina en Mos Esley. Lo que obtuve fue mucho mejor.

Creo que hay dos formas de aproximarse al fanfiction, sobretodo de Star Wars. Una es de manera hilarante y paródica como lo hace Kevin Rubio en su excelente corto Troops o en los cómics Tag & Bink are Dead. La otra es tomársela en serio, y si bien yo nunca especifiqué ni lo uno, ni lo otro, los fanfics que me llegaron son todos “serios”. Nada de reírse de las implicancias fálicas de los sables láser o de la ausencia de aparato reproductor en Jabba. César, Jorge y Daniel (sobretodo Daniel), se la jugaron por lo más difícil, contar historias originales inventando sus propios personajes. La parodia puede ser un ejercicio estéril y aburrido si no lo hace alguien con talento. Cualquiera de ellos podría haber hecho una parodia, pero no son gente que les agrade el facilismo, incluso cuando se trata de algo supuestamente de “escaso valor literario” como el fanfic.

Con respeto a las historias. La vengaza del Sith, obra de teatro en dos actos, es el intento de Jorge por aclarar un tema que considera demasiado disperso. Como bien dice él mismo: “…los cuentos no tienen que ser reales y las casualidades son parte imprescindible. El ideal en un cuento es solucionar la trama con la menor cantidad de personajes y situaciones (en general). En Star Wars la casualidad reúne a cinco personajes y resulta que uno es el hermano de la otra y el tercero era el maestro del cuarto que resulta ser el padre de los dos primeros. Todo en familia.”

Jorge cuenta la historia cómo piensa que debería ser en aras de la coherencia interna y la simpleza, y vaya si que lo consigue sirviéndose como es ya su sello, de un fuerte personaje femenino. Si se preguntan quienes son los seis Jedis que luchan contra Anakin y Palpatine en la versión de Jorge para La venganza del Sith, estos son: Aayla Secura, Foul Moudama, Luminara Unduli, Roron Corvo y Shaak Ti (es rol del editor saber este tipo de cosas, no?).

Sobre Elia, la reina Sith de Guajardo, debo decir sin pudor alguno que es uno de mis cuentos favoritos de todos los tiempos (en esta y cualquier otra continuidad espacio-temporal) y lo disfruté y me emocionó tanto como ese otro espléndido fanfic que es Exilio en el pasado distante de Pablo Castro, en el especial Transformers #2 del Calabozo del Androide. En ambos fanfics los autores se preocuparon de caracterizar honesta y creíblemente a sus protagonistas que podrían ser percibidos como villanos de cartón de no mediar el talento y el cariño con que fueron descritos. Le aseguro que usted nunca ha visto a una ewok como la de Daniel, ni a un Megatron como el de Pablo Castro.

Sobre el cuento de César, puedo decir que es muy propio de él y poco más. A diferencia de los otros es un fanfic cerebral donde priman otros factores fuera de lo emotivo.

Y sobre mi aporte. Es una vieja idea que tenía, en parte heredera de mi propuesta original, y en parte infectada por el revisionismo de Jorge. Elijo a un personaje casi prescindible pero con mucho potencial para contar una historia de amor. ¡Sí!, una historia romántica. El protagonista está inspirado y es un homenaje a Luis Saavedra (articulador silencioso del fandom cómo le llamara Marcelo Novoa). Claro que por cuestiones de tiempo no pude escribir la segunda parte, que era realmente lo que quería escribir, pero espero hacerlo para un segundo en el segundo especial fanfics de Star Wars… cualquier aficionado a SW que lea estas líneas y desee enviarnos fanfics, hágalo a ezine_ARROBA_tauzero_PUNTO_org

Terriblemente cliché pero inevitable no despedirme con un: y que la Fuerza los acompañe.

Sergio Alejandro Amira
Viña del Mar, 21 de noviembre de 2006

Editorial TauZero #20

Por alguna razón los múltiplos de 10 son significativos. Son indicativos de cierres de ciclos, cambio de paradigmas. Por ejemplo, todo el mundo celebró la llegada del año 2000, y a este número se asoció toda la simbología de cambio de siglo, milenio, era. El asunto es que el cambio de siglo y milenio iba a suceder exactamente un año después, el 2001. Pero como este número no era redondo, entonces fue más o menos ignorado.

Un ejemplo cercano: cumplir 30 años. Actualmente es una barrera a la que llegaré dentro de un par de años. Esa barrera, más o menos implícitamente, la he puesto como límite para haber logrado ciertas metas en mi vida personal y profesional. ¿Por qué esa barrera no está en los 29, o en los 31?…

Y un ejemplo ajeno: cumplir 50 años de matrimonio, las bodas de oro. Llegar a esa increíble cantidad definitivamente tiene mucho de significativo. ¿Por qué no 49, o 51?

Ignoro la razón de asociar significados a los múltiplos de 10, pero ellos están con nosotros y, dado que la humanidad gusta de tener símbolos, unámonos al juego y celebremos.

El número actual de TauZero posee esa significancia asociada al múltiplo de 10: esta edición corresponde al número 20. Un número definitivamente impensable cuando comencé con este proyecto.

De todos modos, siendo riguroso, hace bastante tiempo que pasamos esta barrera; pues aparte de la versión mainstream del ezine, tenemos spinoff, los especiales temáticos, que ya suman 8 a la fecha. Sumando y restando, este número 20 de TauZero en realidad corresponde al 27.

¿Cómo? 20 + 8 acaso no suma 28? En el caso de Tau, no. El lector atento ya se habrá dado cuenta que hay un número apócrifo, el 13, que no ha sido publicado hasta el momento 😉

El número actual viene algo recargado a los textos de ciencia. Esto fue completamente a propósito. ¿Por qué? simple: prerrogativa del director :). Por simple prerrogativa, además, quise retrasar la publicación de este número para hacerla coincidir con la celebración de la 26 Feria Internacional del Libro de Santiago.

Hace justo un año, en esta misma feria, se realizó el lanzamiento de la novela de Baradit, Ygdrasil, y la verdad es que no exagero cuando señalo que tanto los preparativos para tal evento, entre los que se incluyó la publicación de la edición Especial dedicada a la novela, como la feria en sí, fueron momentos de profunda felicidad.

La ciencia ficción en Chile no tenía una presencia de importancia desde Hugo Correa, y la aparición de Ygdrasil vino a convertirse en el recambio generacional que tanto necesitaba la literatura de género.

Si el año pasado la literatura de ciencia ficción sólo tenía por nombre “Ygdrasil”, ahora la cosa es algo distinta: la ciencia ficción y la literatura fantástica el 2006 toma el nombre de “Años Luz, mapa estelar de la ciencia ficción en Chile” (Marcelo Novoa), “El Número Kaifman” (Pancho Ortega), “Caja Negra” (Comelibros Bisama), “La Séptima M” (Fran Solar) y “Poliedro I” (de Saavedra y Cia).

Dado lo anterior, la fiesta cienciaficcionesca que comenzó el 2005 continúa este año en la FILSA2006. Y para acentuarlo, incluso tenemos guest star de lujo: nada más y nada menos que el mismísimo Miquel Barceló.

TauZero y el webzine Puerto de escape están en el centro de la organización de un par de actividades en donde el famoso editor de Ediciones B y experto en literatura de género compartirá opiniones con los amigos ñoños locales.

Y bueno, aunque suene raro debo confesar que si hay algo que he esperado durante todo el año, es la Feria Internacional del Libro de Santiago. Razones no me faltan. Espero que cupo en la VISA tampoco 🙂

En definitiva, feliz número 20 de TauZero y feliz FILSA2006.

Rodrigo Mundaca Contreras
Santiago de Chile,
octubre de 200

Editorial TauZero Burroughs

Si hubiésemos esperado hasta el próximo año para publicar este especial de TauZero seríamos uno más de quienes estarían honrando la vida y obra de William Burroughs a una década de su fallecimiento. Pero, ¿para qué esperar? De hecho este homenaje es algo que he querido hacer desde hace mucho tiempo y que por una razón u otra fui postergando hasta que dije: “bueno, ya es hora de ponerle el cascabel al gato”. A Burroughs, como a muchos escritores, le gustaban los gatos, tanto así que falleció en agosto. Soriano dice que todos los escritores con corazón se han ganado un gato que los sigue y los protege. Dante, Baudelaire, Lewis Carrol, Borges, Hemingway y Baradit pueden dar cuenta de ello. Burroughs amaba a los gatos. Yo mismo prefiero la aparente indiferencia de estos felinos al patético servilismo del perro. Los escritores y los gatos somos parte de una misma raza, somos seres intrínsicamente egoístas y solitarios que no estamos para moverle la cola a nadie.

Allá en la noche de los tiempos, cuando rmundaca y yo intercambiábamos nuestras primeras palabras, hablamos de nuestros autores predilectos. El primer nombre que le solté creo fue el de Burroughs. “A mí también me gusta Burroughs”, replicó rmundaca, “La Princesa de Marte, Barsoon, los leones con seis patas”. “No Edgard Rice Burroughs”, le precisé, “William S. Burroughs”. “Ah, no lo conozco” fue la respuesta de aquel que algunos llaman krypto en honor al perro de Superman. Y hasta el día de hoy mi estimado amigo y director de TauZero al igual que miles de otros lectores siguen sin ser infectados por Burroughs, siguen sin saber que el lenguaje es un virus y que la identidad propia es finalmente un síntoma de la invasión parasitaria. Siguen sin saber que los Divisionistas cortan trocitos minúsculos de su propia carne de los que crecen copias exactas de sí mismos en embriones gelatinosos; que la amenaza de tortura es mucho más efectiva que la tortura misma; que el horror sin esperanza del Dios Ciempiés se extiende desde Moundville a los desiertos lunares de las costas peruanas… Pues es hora de revertir la situación y utilizar a TauZero como un caballo de Troya para invadir las mentes de los lectores con los agentes patógenos de Interzonas.

Ahora que lo pienso es tan probable que las nuevas generaciones desconozcan a William Burroughs tanto como a Edgard Rice Burroughs. Pero todo el mundo conoce a Tarzán, ¿no? Pues ese personaje fue invención de Burroughs (de Edgar eso es) y vale la pena recomendar un cuento de Philip José Farmer sobre una aventura del “señor de los monos” escrita a la manera de William Burroughs. Si mal no recuerdo el título traducido al castellano era El niño podrido de la jungla todo pasando.

Si usted, estimado lector, no tiene la menor idea de quien es William Burroughs o sobre qué escribía, lea el siguiente fragmento extraído de El almuerzo desnudo: Sólo hay una cosa de la que puede escribir un escritor: lo que está ante sus sentidos en el momento de escribir… Soy un aparato para grabar… No pretendo imponer “relato”, “argumento”, “continuidad”… En la medida en que consigo un registro Directo de ciertas áreas del proceso psíquico, quizá desempeñe una función concreta… No pretendo entretener. Cualquier otra palabra que pueda agregar a estas alturas por mi parte sólo contará como acumulación o derroche, el almuerzo está servido y al desnudo, la ceremonia está a punto de comenzar…

Editorial TauZero #19

Si el asunto fuera siempre hacer y decir cosas sensatas y probadas y nunca jamás dar pasos en falso, entonces no estarían leyendo esto. Sucede que, desde un tiempo a estar parte, he comenzado a sentir (más que pensar) que existen cosas que uno simplemente tiene que hacer porque sí: por alguna extraña responsabilidad autoimpuesta, o para no sentir que vas pasando por esta vida sin realizar ningún aporte, o simplemente para matar el tedio; para hacer algo distinto, tal vez algo con cierto valor cultural y que sea satisfactorio intelectualmente…motivaciones para nuestras acciones de cada día hay tantas como ángeles bailando en infinitas cabezas de alfileres…

El peridódico chileno El Mercurio, en su edición del 23 de julio de 2006, señala que la venta de libros en el mercado chileno está bastante alicaída. En un artículo dedicado al mercado literario local, todos los editores entrevistados, concordaron que el negocio editorial no es negocio, considerando lo inconcebiblemente mala para leer que es nuestra sociedad y los precios altos que convierten al libro en un producto elitista, un artículo casi suntuario.

Entonces, si ya el mercado para los libros en general es pequeño y poco rentable, ¿qué queda para el tipo de literatura que me mueve a mí -la que mueve a los tauzerianos-, la literatura fantástica? Hago la pregunta, pero voy a evitar respondérmela, y no escucharé a nadie quien crea sabérsela :).

Más arriba hablaba de alguna extraña responsabilidad autoimpuesta. El asunto es que desde el año 2003 implícitamente me autoimpuse la responsabilidad de dar a conocer la literatura de ciencia ficción chilena/latino-hispanoamericana, para luego ir ampliando el espectro y considerar a todo el género fantástico… con todas las vertientes, subgéneros y variantes que puedan tener. Adicionalmente decidí incluir contenidos de divulgación científica debido a que poseo la convicción que es un tipo de conocimiento que fomenta la curiosidad y el escepticismo, características que yo considero fundamentales para considerar persona a un ente con forma humanoide. El medio donde quise implementar todo lo anterior fue (y es) precisamente esto que ahora estás leyendo: TauZero, siendo un de sus objetivos el realizar el rescate patrimonial del género fantástico hispano, en particular el chileno.

Me gusta repetir -como loro- que un pueblo que no posee imaginación no puede visionar su futuro y que el género fantástico es precisamente un medio para estimular la imaginación de las personas, para que estén en condiciones de idear un mejor futuro para nuestra sociedad.

Sé que todo esto puede sonar tan utópico como desear la destrucción del capitalismo y la llegada de comunismo vegano fundamentalista. Pero ser fantasioso y desear imposibles es nuestro negocio, de modo que todo este latoso preámbulo sirva para presentar una iniciativa que sentí tenía que realizar.

Me refiero a TauZero Shop, proyecto de e-tienda que pretende estar especializada en género fantástico; una vitrina online donde los autores de género puedan ofrecer sus obras al público lector:

http://shop.tauzero.org

Podría señalar que la característica fundamental de esta e-tienda es que los autores que se ofrecen corresponden a autores locales de literatura fantástica *y* cuyas obras son muy difíciles de encontrar en el mercado o derechamente es imposible, debido a que son autoediciones, de tiraje limitado o bien son obras descatalogadas hace tiempo.

Desde este punto de vista, adquirir un libro que pertenece a ese *patrimonio fantástico* se convierte en un acto de coleccionismo, que llegado el momento su venta podría asegurar la universidad de algunos nietos… si se me permite el fantaseo.

No está de más señalar que con el tiempo se espera que la tienda crezca en cantidad y diversidad de obras, abarcando ya no sólo la CF, sino que permeando además con contenidos de ciencia y, en general, con literatura que abarque todos los tópicos que se traten en el e-zine.

Si tu recepción a todo lo anterior es positiva, permanece cerca y memoriza la dirección dónde dirigir los clicks. En cualquier otro caso, vamos a lo que nos interesa aquí: la lectura de TauZero.