[Tesis]: Estudio de la Identidad Cyberpunk […] de la novela Ygdrasil

Todos los simpatizantes del género de la ciencia ficción y sus derivados, hemos tenido que escuchar más de alguna vez frases más o menos despectivas hacia nuestras lecturas, cuestionado su calidad. Y bueno, en general hay que conceder que es cierto.

A modo de ejemplo, hay que haber leído realmente poco para seguir diciendo, después de algunos años, que Asimov es lo mejorcito del género. Considerando que El Buen Doctor jamás corregía un relato porque eso le quitaba tiempo al siguiente, la cosa está clara. En el otro extremo, es de opinión generalizada que la dignidad al género llegó en generaciones posteriores, con autores como Philip Dick, a quien se considera el shakespeare de la ciencia ficción y es un autor del que existen ríos de tinta de análisis.

Pero eso es en el mundo anglosajón. ¿Qué hay de nuestra literatura local?
Continúa leyendo [Tesis]: Estudio de la Identidad Cyberpunk […] de la novela Ygdrasil

¿Literatura fantástica o ciencia ficción? el límite de los géneros

Cuatro mesas redondas comprende el Ciclo de Coloquios titulado “Visiones Americanas de la Literatura Fantástica”, el cual centrará el diálogo de los panelistas en el desarrollo que se ha dado de este género literario tanto en Norteamérica como Latinoamérica, dedicando una fecha para analizar el escenario nacional sobre este tema.

El ciclo se inició el lunes 10 de agosto, con Oscar Hanh analizando la Literatura Fantástica Latinoamericana de los siglo XIX y XX. El día 17, con Matías Ayala dialogando sobre los elementos fantásticos presentes en sus poesías. Continúa leyendo ¿Literatura fantástica o ciencia ficción? el límite de los géneros

Muere J.G. Ballard, escritor de la New Wave

De un tiempo a esta parte el nombre de Ballard ha comenzado a sonar más y más. ¿Sincronicidad de Jung? ¿Campos Mórficos? quién sabe. Este año editaron su autobiografía y nosotros lo recordábamos hace pocos días.

Sabíamos que estaba aquejado de un cáncer. Sabíamos que en cualquier momento se iría. Y ese momento fue hoy: con fecha 19 de abril de 2009 J.G. Ballard ha muerto a los 78 años de edad.

Bueno, lo destacable de su obra es que, a diferencia de un asimov o un clarke, Ballard no escribía de la nave espacial, ni del rayo láser, ni del Continúa leyendo Muere J.G. Ballard, escritor de la New Wave

I Love Lulin, Not Luli

Como ya muchos se habrán enterado por la prensa, el cometa C/2007 N3, mejor conocido como Lulin, se ha estado acercando progresivamente a la Tierra desde que fue avistado por primera vez por Quanzi Ye y Chi Sheng Li, desde el observatorio Lulin de Taiwán. Para entonces su magnitud era +18.9 (imposible de captar para el común de los telescopios de aficionado), pero en este momento ya es perfectamente visible a simple vista, además de cualquier otro instrumental. Continúa leyendo I Love Lulin, Not Luli

Filosofía cuántica: un mediodía de intelección

El pasado viernes asistimos al taller Filosofía cuántica: reflexiones en el marco de la física contemporánea. La cita era a las 18:30 hrs en el Palacio Carrasco de Viña del Mar, el mismo que cuenta con una escultura de Rodin en su frontis.

Ingresé sintiéndome un plebeyo que por una sola vez en la vida ha sido invitado a palacio y tomé asiento atrás como solemos hacer quienes gustamos de las sombras. Pero entonces fui divisado por Isabel Saavedra, la inseparable compañera de Meier y hube de hacerme visible para saludarla a ella y a mi amigo conferencista. Luego de eso, ya no me Continúa leyendo Filosofía cuántica: un mediodía de intelección

Star Wars: La Historia sin Fin

Que a todos nos guste la pirotecnia visual de star wars es innegable. A todos nos gusta ver enfrentamientos imposibles de ejércitos de clones versus ejércitos de robots, en la órbita de algún superplaneta megaurbanizado. Vale. A todos nos agrada seguir el camino del héroe de Luke, desde un flaite don nadie hasta convertirse en el héroe más poderoso ever seen. Vale. Vale. Todos fantaseamos con la princesa Leia siendo esclava de Jabba The Hutt. Vale. Vale. Vale. Soportamos estoicamente la nueva trilogía, y las versiones remasterizadas, extendidas y remezcladas en vhs, dvd y blu-ray. Jugamos sus juegos en consolas desde el atari 800XL hasta la playstation 3. Vimos The Clone Wars en el cartoon network, y hasta pagamos el ticket para ver la película del mismo nombre en el cine. Vale. Vale. Vale. Vale… podría seguir, pero imagino que ya se entendió el punto: Tenemos Star Wars hasta el hartazgo y más allá… si hasta hay una puta religión jedi, por diox!!!. Continúa leyendo Star Wars: La Historia sin Fin

Científico exige normas éticas para la robótica

Noel Sharkey, PhD, profesor de Inteligencia Artificial y Robótica de la Universidad de Sheffield, en el artículo “The Ethical Frontiers of Robotics” de la revista Science, realizó un llamado para la creación de normas internacionales para el uso ético de los robots, como una medida preventiva en caso que la situación pueda salirse de control.

En sus palabras: “Nos tomó por sorpresa la explosión de internet y sería una buena idea que esto no se reproduzca con los robots. Es preferible que establezcamos normas éticas ahora, antes de que se extienda el uso masivo de robots”. Continúa leyendo Científico exige normas éticas para la robótica

Internet Espacial: se nos viene el Tecnonúcleo

El Tecnonúcleo, en los Cantos de Hyperion de Dan Simmons, corresponde a una civilización de Inteligencias Artificiales que interactúa con los humanos de la Hegemonía, el imperio terrestre que está desperdigado por el cosmos.

En la novela se revela el hecho (cuidado con el spoiler) que el Tecnonúcleo tiene su origen primigenio en la antigua internet terrestre, la que en algún momento del pasado permitió la evolución de cierto software en una entidad autoconciente. Contribuyó a ello la existencia de una red global en órbita, la que posteriormente se conocería como la Esfera de Datos, una superinternet de acceso absolutamente instantáneo. Continúa leyendo Internet Espacial: se nos viene el Tecnonúcleo

Fringe: El nuevo X-Files

Psicoquinesis, teletransportación, nanotecnología, inteligencia artificial, precognicion, materia oscura, cibernética, animacion suspendida, transmogrificación: Este mix de conceptos, provenientes tanto del mundo de la ciencia dura como de la pseudociencia, serán los ingredientes con los que se va a cocinar la nueva serie de J.J. Abrams de nombre: Fringe.

A diferencia de los X-files, posiblemente acá no haya conspiraciones intergalácticas, un fanático a quien siempre le sucede todo lo raro, y la escéptica que justo cuando mira los ovnis desaparecen. Acá se vislumbran conflictos más aterrizados y en la línea de los tiempos actuales, mezclando la seudociencia más desacreditada con los misterios científicos que hoy ocupan la llamada ciencia de frontera. La premisa es que muchos de los eventos supernaturales que suceden en el planeta serían experimentos beta testing de alguna estrategia con fines desconocidos, un esfuerzo coordinado de alguna especie organización secreta conocida como “The Pattern”. Para dilucidar el misterio, el gobierno de U.S.A. crea el team de investigadores con distintas pero específicas habilidades y conocimientos.

El conflicto del capítulo piloto sirve básicamente para introducir a los personajes principales, que son tres. Por un lado está la-jovencita-de-la-película (Olivia Dunham), el genio-outsider (Peter Bishop) y el doctor-experto-en-todo (Dr. Walter Bishop). Dunham, podría decirse que es la equivalente a Scully aunque más open-mind, no duda en utilizar los poco ortodoxos métodos de investigación de Bishop.

Habiendo visto dos capítulos, podría decir que la serie promete. Hay que ponerle atención y ojalá que el guión sepa aprovechar todos los misterios de la ciencia de frontera. Ya lo dijo Carl Sagan alguna vez: los misterios que hay en ciencia exceden con creces la más delirante ciencia ficción. Y si a esos misterios agregamos la no menos imaginativa y fácil de aceptar seudociencia, sazonado con la narración atrapante de J.J. Abrams, el resultado puede ser más que interesante.