Lost, la serie que apesta. O apestaba, o apestó

Me pidieron esto hace por lo menos dos meses. Probablemente tres. Hace dos que debería haberlo hecho. Mi tendencia a la procrastinación (palabra de cuya existencia en el castellano no estoy muy seguro) y mi hiper desordenada carga laboral pudieron ser los principales culpables de que no lo haya hecho antes, y también una ola de pereza y desenfoque que me ha venido atacando desde más o menos Mayo. En fin. Que ahora me propuse hacerlo, salir de esto de una buena vez, aunque ya no esté a tiempo, y matar el tema: Lost, la serie que apesta.

O apestaba, o apestó. Apestó sería lo más apropiado, porque en verdad yo era un fan absoluto de la primera temporada, aunque ya entonces sospechaba que Continúa leyendo Lost, la serie que apesta. O apestaba, o apestó

…Y la isla era una isla

Ha terminado un viaje de seis años. Un viaje extrañísimo. Y si bien desde la mitad del viaje empecé a disfrutar del recorrido evitando que la ansiedad por el final me arruinara el paseo, en este último tramo mi relajo se fue a las pailas y empecé a pasarla mal.

Soy de los que abominé de la sexta temporada. Consideré que la inclusión del flashsideways (fsw) era una pérdida de tiempo para la construcción dramática ya que no había manera de que me involucrara emocionalmente en ella, al ser, de suyo, una línea alternativa, una versión de segunda mano, algo que sabemos, no perdurará. Por otra parte, la acción en la isla había desviado el foco hacia “el humo negro” y sus objetivos, algo con lo que no teníamos ningún tipo de conexión y que ni siquiera entendíamos bien. Continúa leyendo …Y la isla era una isla