Unda in the news

Nuestro astrónomo residente, Eduardo Unda, aparece curiosamente en un periodico chilote (extremo sur de Chile), en circunstancias que él está radicado en Antofagasta (extremo norte). Nunca deja de sorprenderme la absoluta ubicuidad que nos regala internet.

El link aquí

Chilotes asombrados con cometa

“Lo empecé a mirar después de las nueve de la noche. Mi hijo me llamó desde la península de Rilán y me avisó, fue impresionante”, relató una vecina castreña sobre un fenómeno que ha causado inquietud entre quienes lo han visto y la risa y hasta la incredulidad en quienes no han podido apreciarlo todavía.

Pero es real. Desde comienzos de este mes la Tierra está siendo “visitada” por uno de los fenómenos astronómicos más importantes de las últimas décadas. Es el paso del cometa McNaught, un cuerpo celeste del que poco y nada se sabía hasta ahora y que tiene pendientes a especialistas y aficionados a mirar los cielos.

Precisamente, durante los anocheceres de esta semana es cuando mejor se está captando al astro en el Hemisferio Sur, el que desaparecerá del ojo humano el 9 de febrero, según relató el astrónomo de la Universidad Católica del Norte, Eduardo Unda.

“Es algo completamente nuevo. La ciencia no tiene antecedentes de los cometas antes de su ingreso al sistema solar”, explicó desde Antofagasta el especialista, ciudad donde se ha apreciado el McNaght en mejor medida cerca de las 21 horas y hasta poco antes de las 22.

Por ello, sorprendido se mostró el profesional al conocer que distintos observadores chilotes han reportado avistamientos desde las 21 y hasta las 22.45 horas, sobre todo en lugares como las cercanías de Ancud y Achao.

Los cometas, tal como se está divisando al actual, deben su “cola” o “cabellera”, mientras se acercan al sol. Sus cuerpos formados por distintos materiales ahí subliman. Además, poseen órbitas de gran excentricidad y estarían compuestos de hielo, dióxido de carbono y diversos elementos.

BRILLO

A diferencia del Halley, que pocas personas pudieron divisar a simple vista en el horizonte, el McNaught posee un brillo que no se veía en un cometa en años. Según algunos portales desde 1935 y otros desde la década del ’60.

Sobre lo último se inclina el astrónomo Unda, quien indicó a modo de ejemplo que el ojo humano puede ver objetos con magnitud de luz de hasta +6. “Este cometa tiene una -2 a -3, lo que es alto, ya que con +1 ya es un cuerpo muy brilloso; a los +9 recién se puede ver algo con binoculares, a los +11 con telescopios ordinarios y +23 a +24 con el del Paranal”, aseveró.

Así lo comprobó, por ejemplo, Luis Segovia, de Arica, quien paseando por la Costanera de Ancud, relató que “fue algo sorprendente”. A su vez, Carlos Cárdenas, expresó que “iba camino a mi casa y un amigo me advirtió. De inmediato volteé. No tenía idea que era un cometa”.

Para los curiosos, el científico Unda comunicó que la mejor manera de apreciar el astro lumínico es “desde la puesta de sol. Uno verá una luz brillante típica, que es Venus, pero si se gira un poco la cabeza, unos 10 o 20 grados, ahí estará el McNaught”.

6 comentarios en “Unda in the news”

  1. Oye, yo soy de la X Región y sé cómo es el Sur, pero de ahí a decir que Chiloé es Extremo Sur…
    ¿Qué pensarán nuestros amigos de Coyhaique y Punta Arenas?

  2. Yo era de la octava, y desde santiago se ve lejísimos. Cualquier cosa más allá del metro Pajaritos es sur, es lejos, inalcanzable, inabarcable. jeje.

    sorry la exageración 🙂

  3. Bueno, precisamente viajo a Dalcahue el 1 de febrero. Tal vez alcance a verlo antes de que se vaya, en el despejado cielo sureño, lejos de las estrellas eléctricas de Santiasco.

  4. Ok, permuta pajaritos por puente alto y lo que digo sigue teniendo validez 🙂

    yo voy a Frutillar el 29, espero ver el cometa desde esa latitud…estar tendido en la playa del lago Llanquihue observando las estrellas, a oscuras y en silencio es increíble.

  5. Yo soy nacido y criado en Coyhaique y, como dicen por allá, Chile termina en Pto. Montt, nosotros somos de la
    Patagonia.

Los comentarios están cerrados.