Alastair Reynolds
Archivado en: Andrés Corona, Libros |
Tiempo estimado de lectura: 3 - 4 mins. (~900 palabras)


Creo que vale la pena conocer un poco de la obra de Alastair Reynolds. Este escritor galés, al parecer no muy traducido al español, se está posicionando como uno de los máximos exponentes de la “ciencia ficción donde la ciencia está bien”. Si bien no todas sus novelas y cuentos están ubicados en un mismo universo, sus obras clave hasta el momento son consistentes y permiten ir explorando la riqueza de un futuro humano lamentablemente muy, pero muy posible. Los dejo con partes de un artículo que ayuda a entender la riqueza, y oscura potencia, de la obra de este autor.

Extractos de un artículo ubicado en: http://www.espejosdelarueda.org/

EL UNIVERSO DE REVELATION SPACE

Nos encontramos ante una de las space opera de mayor calidad y mas ambiciosa de los últimos tiempos, imprescindible para todo buen lector de ciencia ficción. De momento parece que la saga se cierra con cuatro novelas, tres de ellas más directamente relacionadas (Espacio Revelación, Redemption Ark, y Absolution Gap) y Ciudad Abismo que posee una relación mas indirecta. Aun así y a pesar de la conveniencia de leer en orden las más directamente relacionadas para una mejor comprensión, cada novela mantiene una importante auto referencia que permite leerlas independientemente sin excesivos problemas.

La trama general que une los hilos de las subtramas desarrolladas en cada una de las novelas transcurren a lo largo de varias décadas, pero básicamente es un relato de la humanidad y cómo en su expansión se encuentra abocada a una situación que puede conllevar a su exterminio al enfrentarse al legado de una milenaria raza de oscuras intenciones con respecto a cualquier otra vida inteligente ajena a ella misma.

Lo primero que hemos de comentar al lector es que no se espere algo “tradicional”, por un lado porque el autor tiene una peculiar y muy creativa manera de narrar, bastante atractiva y que logra que uno desee no despegarse de la silla hasta que no termine de leer los acontecimientos y, en segundo lugar, por el futuro de la expansión de la humanidad que Reynolds nos describe. No esperes encontrarte con una civilización con un alto desarrollo tecnológico que la ha elevado moralmente como raza, ni tampoco con una tecnología clara, limpia y neutra. Aquí la colonización del espacio por parte de la humanidad se ha realizado, como no podía ser menos, en medio de graves guerras y conflictos y muy pronto lo heterogéneo se ha impuesto, dando lugar a una variada y compleja gama de subculturas humanas realmente extrañas, que a pesar de ello (como la vida misma) con sus problemas y conflictos son capaces de mantener comunicación y… negocios. Y por supuesto, el desarrollo tecnológico no ha sido limpio ni neutral ni ha supuesto una elevación moral de la humanidad, esta sigue con las mismas lacras de siempre, ambición, poder, guerra, fanatismo religioso, búsqueda desaforada del placer, también como no, aspectos positivos, aunque quedan empantanados por la ambientación oscura, gótica que parece más propia de una pesadilla pseudo tecnológica.

La humanidad, en su diáspora en el vigésimo sexto siglo, por toda la galaxia se ha encontrado con muchas menos civilizaciones alienígenas de las que cabría esperar en un lugar tan rico y apropiado para la vida. Eso sí, ha encontrado varios restos arqueológicos muy inquietantes de civilizaciones extrañamente extinguidas. Las leyes de la relatividad siguen inviolables, eso quiere decir que los viajes espaciales pueden tardar muchos años entre lugares distantes lo que ha provocado esa heterogeneidad de evolución de las diferentes culturas humanas, solo la hibernación hace posible esos viajes, aunque uno puede tardar 50 años en llegar a su destino y cuando llegara allí, la situación de ese planeta o sistema podría no ser como él esperase… De hecho, así vemos que sucede en Yellowstone, uno de los planetas con mayor desarrollo tecnológico, que ha sucumbido a una extraña plaga que afecta a la tecnología provocando extrañas mutaciones.

Así pues la humanidad se ha fracturado en su diáspora, ayudada por los inevitables problemas de comunicación causados por los límites que la relatividad produce en los viajes espaciales. Tenemos por ejemplo a los demarquistas que han intentado mantener el espíritu de la humanidad, explorando en complejos experimentos políticos y sociales toda la herencia cultural que a veces han producido estallidos de gran creatividad y otras veces han llevado a auténticas catástrofes. Tienden a jugar mucho con ingeniería genética para salvaguardar (los privilegiados) una inmortalidad casi real, que de hecho puede prolongarse mas allá del cuerpo (protegido por nanomaquinas regenerativas) ya que guardan copias de si mismos en discos duros de avanzados ordenadores a la espera de nuevos cuerpos si son necesarios, aunque dependen, y mucho de los avances tecnológicos de los Ultras, una facción de la humanidad que vaga por el espacio en naves que alcanzan una velocidad similar a la de la luz y cuyos cuerpos han transformado casi en un híbrido humano-maquina, convirtiéndose en una cultura casi alienígena.

Extractos de un artículo ubicado en: http://www.espejosdelarueda.org/

Archivado en: Andrés Corona, Libros | | October 21, 2006

4 comments

  1. Interesante… ya me baje un libro de este tio para echarle una miradita… je je…

  2. Donde lo bajo o lo compro????… ME INTERESA, Mucho

  3. Pues bien, ni siquiera valió la pena bajarlo… el libro es bastante malo. Quien me podría recomendar algo BUENO para leer? Uf.

  4. Eso es lo lindo de la diversidad…yo creo Reynols es bastante bueno….

    Bueno/Malo son percepciones, y cada uno define sus gustos. ¿cuales son tus autores “core”?

    Saludos!