[Bitácora Metahumana]: Martes 19 julio 2005

Dormí cuatro horas y he despertado fresco como una lechuga. Me acompaña mi taza de café y estoy listo para continuar dónde nos quedamos anoche. Aquel día lunes en el briefing room del Precinto…

El sargento Conrad habló sobre varias denuncias llegadas durante la noche anterior relativas a Goosebump, quien pese a haber cumplido su condena aparentemente había vuelto a la andadas. Dada la naturaleza sobrenatural de este delincuente el sargento designó a Necrosis al caso junto a Sleepwalker. Eso me dejaba sin compañera y crucé los dedos para que no me endosaran a Continue reading “[Bitácora Metahumana]: Martes 19 julio 2005”

[Bitácora Metahumana]: Lunes 18 julio de 2005

Erie Street 446, apartamento 513, quinto piso. Cuando gozo de algún tiempo libre me gusta ir caminando a la playa de la calle Ohio, sólo para contemplar el mar. Nunca entro al agua, sigo preguntándome cómo es que no sé nadar. Nadie se tomó la molestia en enseñarme y nunca creí que fuera útil, ¿para qué ir por debajo del agua si podías correr sobre ella?

Me siento extraño sin mi uniforme, me siento vacío cuando no estoy trabajando. En la esquina de mi edificio está aquel loco de la pancarta que vive pregonando el advenimiento del Götterdämmerung. Alguna vez fue ministro de la Iglesia de Continue reading “[Bitácora Metahumana]: Lunes 18 julio de 2005”

Melek Taus

En tan sólo dos meses La Plaga cobró la vida de algo así como tres billones y medio de personas (…) Los cadáveres se acumulaban interminablemente en plazas y avenidas. La infección flotaba sobre las ciudades y la Tierra se convirtió, de la noche a la mañana, en un gigantesco cementerio planetario (..) De pronto, tras un instante en que hasta las olas se detuvieron, bajaron de entre las nubes ingentes bandadas de seres andróginos, esbeltos y pálidos, de negros e inexpresivos ojos abisales y enormes alas emplumadas que batían desde sus omóplatos (…) los arcángeles dieron cuenta de los cuerpos sin vida que cubrían la tierra devorándolos con Continue reading “Melek Taus”