SEA HARRIER

La noche del 6 de junio de 1994, los tripulantes del mercante peruano Abtao vieron aparecer un cazabombardero de la FACH sobre sus cabezas y posarse aparatosamente sobre la cubierta de su barco. El piloto, a punto de quedarse sin combustible, realizó una maniobra desesperada y consiguió atravesar el Sea Harrier sobre unos contenedores y una vieja furgoneta. La escena duró apenas 30 segundos y entró en la Historia como el primer aterrizaje de un caza militar sobre un buque civil en alta mar. En las horas siguientes, el avión sería trasladado a El Callao y retenido por la tripulación durante varios días.
Eran las 10 de la noche de un invernal viernes y el carguero peruano Abtao navegaba a unas 120 millas náuticas al sudoeste de Valparaiso. En el cielo, el piloto Diego Maquieira, se encontraba sobrevolando la zona al mando del Sea Harrier FRS1/FA2 -ZA176, en vuelo de reconocimiento. Maquieira había despegado del portaviones chileno Almirante Latorre y tras varios minutos en el aire descubrió que no funcionaba ni el equipo de navegación ni la radio, por lo que no tenía froma de encontar el camino de regreso. Tras intentar localizar visualmente su portaaviones construido en astilleros ucranianos, y cuando apenas le quedaba un minuto de autonomía, Maquieira divisó la silueta del Abtao sobre las aguas del Pacífico y no dudó en realizar un aterrizaje vertical sobre el único objeto flotante en millas a la redonda.

Cuando vieron salir al piloto, los marineros del Abtao no daban crédito a lo que acababa de suceder. Maquieira comprobó que todo estaba en orden y se presentó a la tripulación. Sin embargo, el capitán, que tenía que cumplir con sus horarios, ordenó afianzar el caza a la cubierta y continuar rumbo a El Callao, adonde se dirigía con su carga.

En los siguientes minutos, la noticia de que uno de sus cazas se hallaba en la cubierta de un carguero civil llegó hasta el Almirante Latorre y su capitán, el Almirante Salvador Irribarra (figura clave en la victoria chilena en la guerra de los 3 días de 1979) comenzó a emitir señales de radio con la intención de desviar al Abtao hacia Valparaiso. Pero el capitán peruano respondió no sentirse intimidado por el portaaviones chileno por lo que seguiría su curso. Unas horas después la noticia llegó a los medios de comunicación y la tensión fue creciendo por momentos.

Tres días después, el mediodía del jueves 9 de junio, el Abtao entró en el puerto de El Callao ante la presencia de centenares de curiosos, con el Sea Harrier atado en su cubierta. A lo largo de los siguientes días el Canciller Allende comenzó las gestiones por parte del Gobierno Chileno para recuperar el cazabombardero comprometiéndose a recompensar a la tripulación del Abatao por los riesgos sufridos. De hecho, aunque la maniobra de Maquieira fue considerada heroica, supuso un auténtico peligro para los marineros peruanos: un sobrepeso sobre la cubierta podía haber alterado los centros de gravedad y haber enviado el barco a pique, por no hablar de los daños que podía haber producido el calor de los motores.

Al cabo de varios días, la situación comenzó a ser muy incómoda para la tripulación, que llegó a amenazar con encadenarse al avión (desarrollado a partir del Hawker Siddeley Harrier) como única garantía de que se cumpliera el compromiso de pago. De hecho, ante la falta de noticias, aseguraron que no permitirían el desembarco del avión hasta que no se les garantizara una compensación.

Finalmente y tras el compromiso personal de la Presidenta Marín de cancelar el monto estipulado, la autoridad portuaria ordenó el desembarco del avión bajo la amenaza de utilizar la fuerza. El día 20 de julio, a las 16:40 horas, una grúa de la compañía auxiliar del puerto sacó el Sea Harrier del Abtao y lo depositó sobre la cubierta del crucero chileno Prat .

Según publicaron algunos medios, como el diario La República, la tripulación llegó a recibir unos 3,6 millones de nuevos soles de la época como premio por el rescate. Luego de su surrealista hazaña, el piloto chileno Maquieira declaró que abandonaría la Fuerza Aérea para dedicarse a la poesía.

CONCONINO CREA COHETE ESPACIAL QUE UTILIZA INFORMACION COMO COMBUSTIBLE

Luego de postular dieciocho veces al FONDART, el escritor y artista visual Sergio Alejandro Amira, con residencia en Concón, V Región, por fin consiguió financiamiento para uno de sus descabellados proyectos artísticos, la creación de un cohete espacial en el sitio eriazo frente a su block. Amira señala que si finalmente pudo ganar el FONDART fue gracias al apoyo de la Ilustre Municipalidad de Concón y el alcade Pedro Sumonte.

Lo presenté como FONDART regional”, dice Amira, “por eso esta vez me pescaron.” La idea de armar su propia nave espacial rondeaba la mente de este artista de 33 años desde su más tierna infancia tras ver un capítulo de Los Pitufos en televisión.

“En ese episodio había un pitufo obesionado con viajar al espacio, construía su cohete pero no despegaba. Los demás Pitufos entonces lo dormían, trasladaban el cohete a un sector rocoso lejano, se disfrazaban de alienígenas, y le hacían creer que había viajado realmente a otro mundo.” De ahí el nombre del cohete: U.S.S. Smurf, “es que en español no sonaba bien” agrega Amira.

“Estamos acostumbrados a que aquí en frente se instalen circos y parques de diversiones, una vez hasta se puso el Daniel Vilches con su revista” confiesa la Sra. Magali refiriéndose a la gran y yerma loma que deslinda con la Villa Comercio, La Villa Primavera y un supermercado. “Meten mucho más boche que lo que metió el vecino en tres meses con su nave espacial.”

El terreno efectivamente es arrendado por el municipio para circos y otros espectáculos. “La mitad de la plata se me fue en pagar el arriendo del sitio”, confieza Amira, “y pese a que podría haberlo hecho en el patio de la casa de mi mamá, no habría sido lo mismo. Sólo me bastaba cruzar la calle para estar en mi trabajo. Todas las noches miraba el cohete por la ventana y me despedía de él. Por las mañanas al descorrer las cortinas ahí estaba. Fue algo mágico ver como iba creciendo día a día como una plantita, cuidada con amor y esmero.”

¿Por qué U.S.S. Smurf si estamos en Chile?

Por el U.S.S. Enterprise, por supuesto.

¿Ahora que está completado que hará con él?

Ponerme mi traje, mi casco, y empreder viaje hacia el espacio.

¿Pero esta cosa funciona realmente?

Por supuesto. La verdad es que les metí gato por liebre tanto a la municipalidad como al FONDART. Esto no es una instalación como les argumenté, es un verdadero cohete espacial. Me vi forzado a sacarlo del terreno del municipio ya que me tardé un poco más de lo que tenía presupuestado, así que me lo llevaré a casa d emi madre. Despegaré desde su patio. Está toda la prensa invitada y hasta el Sr. Alcalde.

¿Pero no será peligroso despegar un cohete en el patio de una casa?

En absoluto. Mi nave no utiliza combustibles fósiles o energía nuclear.

¿Qué usa entonces?

Información. ¿Cuáles son los elementos básicos que componen la “realidad”?, pues la información. El mundo matemático existe independientemente de la manera en que lo comprendemos, es decir, no está localizado en el espacio ni el tiempo pese a que la manera en que lo percibimos está sujeta a reglas muy similares a la biología.

¿Está sugiriendo acaso que los principios de las matemáticas existen independientemente de la humanidad?

Eso es justamente lo que estoy diciendo. A diferencia del lenguaje humano ya sea en forma escrita o hablada, las relaciones fundamentales a las que las personas se refieren como matemáticas son una parte natural del universo. Sin humanos aún existirían las matemáticas. Son un compendio de reglas universales que ordenan el Universo.

La información comprende un aspecto dual, similar al de la luz como onda o partícula. La información es fundamental y posee dos aspectos básicos: física y fenoménica. El constructo resultante implica que vivimos en un mundo donde no sólo las matemáticas sino toda la información es independiente y fundamental. Si aplicamos los aspectos probabilísticos de la física quántica a la teoría de la información descubrimos una función entre ésta y la existencia que no sólo explica la naturaleza de la realidad como la percibimos, sino que también provee las llaves para alterarla a través de las probabilidades de elementos de información determinados.

Materia y energía se mueven a través del volumen pero la capacidad informática del universo reside sólo en la superficie de área lo que significa que el cosmos es bi-dimensional, la materia, el tiempo, la energía, todos nosotros no somos más que hologramas. Todo lo que tiene volumen es una expresión de un plano bi-dimensional de información. Lo que el U.S.S SMURF hace es reescribir las condiciones informáticas del plano para producir desplazamiento.

Podríamos decir entonces que su cohete es una nave informática.

Sí, podríamos decir eso.

¿Y dónde pretende viajar?

A Próxima Centauri, por supuesto. Tengo unos amigos allá.

EL CALEUCHE

Veinte años después de que el mundo lo creyera tragado por el Maelstrom, Nemo ordenó a sus hombre sacar al Nautilus de su escondite, una enorme cueva submarina bajo la isla grande. Les dijo que los tiempos habían cambiado, que ahora estaban viejos y la nave oxidada. Que ahora lo mejor era navegar en silencio, evitar enfrentamientos y subir a la superficie sólo de noche. Y precisamente esa noche fue la primera vez en que el Nautilus emergió sobre los canales chilotes. Y lo hizo con sus faros alumbrando al máximo, para que si alguien los veía desde la costa, sólo distinguira una luces blancas flotando sobre el agua. Para Nemo no era algo nuevo, hacía rato que se había acostumbrado a comandar un barco fantasma…

BATTLESTAR LATORRE

Fecha estelar. Noviembre 22, 1997

Hoy es el día del retiro, del regreso a casa definitivo del Latorre. El fin de mis mejores 5 años. Desde la ventana de mi privado veo como el horizonte de Marte se curva bajo Fobos y Deimos. La Tierra se aparece apenas como un punto de luz azul allá adelante, siempre adelante, bajo un círculo solar que parece imagen del egipcio Amon.

En estos cinco años llevé a la nave hasta el mismo corazón de las colonias del Régimen Khrayt, usando la batería central del acorazado para cañonear las lunas refineras del enemigo. Fueron amargas victoria, perdí un tercio de mi tripulación, pero logramos derrotar al adversario. Y lo que es más grande aún, sobrevivir. De más está repetir que en los anales de la gran guerra, las hazañas de nuestro magnífico acorazado serán escritas a la par de lo logrado por la flota de portaaviones norteamericanos en 1982, en el sistema capital Khrayt. No puedo ocultar que siento pena. Cuando me entregaron el mando del Latorre sabía que serían sus últimos años, es increíble lo rápido que pueden pasar cinco años en el espacio.

Fue en 1933 cuando ellos aparecieron. Los grandes Vagones de Batalla Khrayt cubrieron los cielos y en cosa de días arrasaron con las grandes ciudades. Y la Tierra se defendió, como pudo, pero se defendió. No poseíamos ni la tecnología ni los medios para combatir en el espacio, pero desde la superficie eramos un pueblo fiero que no iba a dejar que sus civilizaciones cayeran bajo el peso de un imperio colonizador y asesino. Y llamamos la atención. En 1935 aparecieron los Reticuli a auxiliarnos. Su ataque sorpresa provocó un momentáneo retiro de las fuerzas Khrayt, pero no debíamos equivocarnos, no fue una victoria, todo lo contrario. Los Reticuli nos advirtieron que debíamos estar preparados para el contraataque y nos advirtieron que teníamos seis meses para preparar un flota de combate con armas atómicas y facultad de plegar el espacio a través de saltos por agujeros de gusano. Ellos nos facilitaron la tecnología, nosotros la adaptamos a los buques más poderosos de las escuadras de cada nación soberana de la unión terrestres.

Y el Almirante Latorre fue el astro-acorazado insignia de la fuerza espacial chilena. Gloriosa máquina, nacida como buque de superficie, reformateada en nave de combate interplanetaria, que bajo el mando del Capitán Arturo Osorio consiguiera una de las primeras victorias terrestres en la batalla de Ganímedes de 1950. El Latorre fue sumando estrellas tras estrellas, ganándose con toda justicia el apodo de nave insignia de las fuerzas del hemisferio sur, estando a la par de los grandes portaaviones estelares gringos de las clases Essex y Nimitz.

Pero hoy termina su carrera. El Latorre es un leviatan viejo y cansado, que surca las estrellas con la lentitud de un mastodonte de la primera generación de astronaves. Hoy la guerra parece al fin estar finalizando y mi misión es llevar al viejo””L junto a su tripulación a un merecido descanso. Seas despedido con honores, gran Latorre.

Capitán Alberto Adama
B.S. Almirante Latorre
Marina Aliada

Low-fi Tron

En octubre de 1985, el Ministerio de Telecomunicaciones decomisionó el último Commodore 64 de sus oficinas. La noche anterior, un programador black hat, cuya identidad aún se desconoce, pasó un par de horas ingresando códigos en el computador. Dejó un glitch en la base de datos del Estado, una suerte de avatar cibernético… un ghost in the machine. Ha causado varios cortes de luz en la Región Metropolitana (dic. 88, oct. 93, enero 2000).
El glitch ya no aguarda el retorno de su programador. Ahora tiene acceso a la red. A veces entra a sitios Web 2.0, deja comentarios insólitos, mensajes cifrados para su padre. El black hat aún no responde.

Excavación


Fotografía encontrada entre archivos desechados por el diario El Mercurio. Muestra un platillo volador siendo desenterrado en pleno Santiago de Chile, junto a los cimientos mismos de La Moneda. La explicación de la época indicó que el aparato era utilería para una película de Ciencia Ficción de los Hermanos Mori, pero sobrevivientes de septiembre del 38 reclaman que este ingenio era el arma secreta con la que pretendían hacerse del gobierno, no utilizada a tiempo.
Su ubicación actual es un misterio.

Asesinato temporal


Armando Sepúlveda caminaba tranquilo mirando las nubes cuando un fuerte dolor le incendió el pecho. Un segundo después estaba muerto.
Una hora después Claudia Bermudas moría sentada en la taza del baño con algo extraño sobresaliendo de su cuello.
Siete muertes más, un total de nueve. Todos presentaban indicios de haber muerto por electrocutamiento, un solo golpe fulminante que detuvo sus corazones.
Esa noche el tanatólogo se golpeaba la frente contra un muro. Junto con la causa de muerte “real”, los cuerpos presentaban “objetos” incrustados en huesos, músculos, cráneo y tejidos blandos.
Un lápiz, dos esferas de metal, una cuchara de té, varias monedas, y el más extraño de todos, un ratón momificado.
De las monedas, sólo una permitía leer la fecha entre la fusión de carne y metal. Si estaba en lo correcto, sería acuñada dentro de diecisiete años.
Mientras tanto, a trescientos kilómetros de allí un niño se imaginaba cómo sería viajar en el tiempo. Tenía una vaga idea de cómo lograrlo.

EXITOSO DESPEGUE DEL SUPERSONICO NACIONAL

Esta mañana en Allende
EXITOSO DESPEGUE DEL SUPERSONICO NACIONAL

Esta mañana, el nuevo logro de la aeronáutica chilena, realizó su primer vuelo de pruebas sobre el Aeropuerto Internacional Lenin. La Presidenta Marín, aplaudió el nuevo logro de la cooperación tecnológica con la Unión Soviética.

Santiago, Chile. Enero 1984.

Ante un expectante y selecto grupo de espectadores, entre los que se incluían las principales autoridades del país, el ENAER Sukhoi TN-101 Llaima realizó su primer vuelo de pruebas. Exactamente a las 9:30 de esta mañana, la gigantesca nave, propulsada por cuatro turborreactores Kolesov RD36-41, rugió a través de la pista principal del Aeropuerto Internacional Salvador Allende (ex Pudahuel) para luego elevarse y realizar una serie de maniobras alrededor de Santiago, por aproximadamente 30 minutos. Durante las pruebas, el espacio aéreo de la ciudad, estuvo cerrado para vuelos comerciales y militares por motivos de seguridad nacional. A lo largo de todo su trayecto, el Llaima fue acompañado de dos cazas escolta Mig-25 del grupo 7 de la Fach.
Construido por la Empresa Nacional de Aeronáutica, en colaboración con la compañía soviética Sukhoi, el TN-101 fue desarrollado como una variante comercial del exitoso bombardero trisónico SU-100/T-4. Cuando comience sus vuelos regulares, el Llaima podrá llevar 120 pasajeros a más de dos veces la velocidad del sonido a través de las rutas Santiago-Beijing, Santiago-Moscú y Santiago-La Habana. De acuerdo a los planes de ENAER, el primer pedido de 15 aeronaves, debiera estar listo a mediados de 1986, entrando de inmediato en operaciones con Lan Chile y Aeroflot. El exitoso debut del primer transporte comercial supersónico nacional, pone a nuestro país en la vanguardia de la tecnología aerospacial, constituyendo junto al Tupolev TU-144, una notoria victoria de la tecnología aliada soviética, sobre fallidos intentos similares como el norteamericano Boeing 2707 o el Concorde, Anglo-Francés. La Presidenta…

Cybersyn

Gui Bonsiepe, Stafford Beer, Herman Schwember, Fernando Flores.
Cabezas del proyecto Cybersyn, la red de télex conectadas a un computador central, ubicado en oficinas futuristas proyectadas por un famoso diseñador francés, parte del sistema de comunicaciones estratégicas del gobierno de Salvador Allende. La red coordinaba y mantenía comunicadas a las grandes industrias, los datos alimentaban a un computador que impartía órdenes y ajustes de acuerdo a esos datos. Una internet capaz de interactuar, entregar y recibir información para la toma de decisiones. Fue clave durantre el paro de los camioneros para coordinar la acción de 500 camiones que continuaron leales al gobierno.

Fotografía del equipo completo de Cybersyn. Entre ellos hay detenidos desaparecidos y torturados. Las instalaciones de Cybersyn fueron destruidas de inmediato luego del golpe militar.