Geminoid

ishigurobot.jpg

Geminoid es un robot a control remoto diseñado para ser el doppelganger del profesor Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka University e invetsigador en la ATR Intelligent Robotics and Communication Laboratories.

De acuerdo al porfesor Ishiguro, más que un acto de narcisismo, el propósito tras la creación de Geminoid es explorar el concepto de tele-existencia —descubrir lo requerido para copiar la “presencia” de un humano para que exista en dos lugares al mismo tiempo. “Me pregunto si es posible separar el ser interior del exterior, para así crear una distancia entre el cuerpo y el alma”, dijo Ishiguro.

Esa onda.

Programa SETI@home por fin encuentra algo (pero no ETs)

Por fin el programa SETI@home ha encontrado algo! Lamentablemente no se trata de vida en el espacio exterior (ni el en interior), sino del laptop de uno de sus participantes.

Recordemos que el programa SETI@home (Search for Extra Terrestrial Intelligence) analiza las ondas de radio que nos llegan desde el resto del universo buscando señales artificiales que corresponderían a vida inteligente no humana, y utiliza para ello la capacidad de proceso de todos aquellos que instalen el software en su propio computador.

A Kimberly Melin, una de estes contribuyentes, le robaron el computador donde tenía el famoso software instalado. El ladrón siguió utilizó el computador para conectarse a internet (¿qué computador no se conecta a internet hoy?), y no se dio cuenta de que un programa oculto se conectaba a los servidores de la Universidad de Berkeley para recoger los datos que debía procesar. La policía rastreó el IP desde el cual se estaba conectando, llegó al ladrón y recuperó el laptop para su agradecida dueña. ¿Quién decía que no servía para nada la búsqueda de vida extraterrestre?

Ánimo, SETI, la próxima vez serán verdaderos aliens! Si algún lector quiere integrarse al programa SETI@Home puede unirse y descargar el software BOINC, tal como lo hizo el director de TauZero. Ah, y sigan mirando al cielo.

vía BoingBoing

Nuestras narices usan física cuántica

NarizVía Nature.

Una controversial teoría sobre cómo olorosamos, que dice que el buen oler depende de la mecánica cuántica, ha sido aprobada por un equipo de físicos.

Cálculos hechos por los investigadores de la University College London (UCL) demuestran que oler las moléculas mediante sus vibraciones moleculares tiene sentido en términos de la física que está involucrada.

Todavía hay que encontrar una forma de demostrar que la teoría, propuesta a mediados de los 1990’s por el biofísico Luca Turin, es correcta. Pero ha hecho que otros científicos tomen la idea más seriamente.

“Es un gran paso adelante”, dice Turin, que ahora ha iniciado su propia compañía de perfumes Flexitral en Virginia (EE.UU.). Dice que desde que publicó su teoría, “ha sido ignorado más que criticado”.

El artículo se puede consultar en inglés aquí.