Thomas Harriot: el astrónomo que madrugó a Galileo

Aunque bastan los ojos (y en lo posible una noche oscura alejados de la ciudad), para maravillarse con la inmensidad del cosmos, es del todo evidente que sólo gracias al uso de instrumentos de observación (tecnologías ópticas y no ópticas) es que ha sido posible alcanzar el nivel de conocimientos que actualmente tenemos acerca del […]