CONCONINO CREA COHETE ESPACIAL QUE UTILIZA INFORMACION COMO COMBUSTIBLE

Luego de postular dieciocho veces al FONDART, el escritor y artista visual Sergio Alejandro Amira, con residencia en Concón, V Región, por fin consiguió financiamiento para uno de sus descabellados proyectos artísticos, la creación de un cohete espacial en el sitio eriazo frente a su block. Amira señala que si finalmente pudo ganar el FONDART fue gracias al apoyo de la Ilustre Municipalidad de Concón y el alcade Pedro Sumonte.

Lo presenté como FONDART regional”, dice Amira, “por eso esta vez me pescaron.” La idea de armar su propia nave espacial rondeaba la mente de este artista de 33 años desde su más tierna infancia tras ver un capítulo de Los Pitufos en televisión.

“En ese episodio había un pitufo obesionado con viajar al espacio, construía su cohete pero no despegaba. Los demás Pitufos entonces lo dormían, trasladaban el cohete a un sector rocoso lejano, se disfrazaban de alienígenas, y le hacían creer que había viajado realmente a otro mundo.” De ahí el nombre del cohete: U.S.S. Smurf, “es que en español no sonaba bien” agrega Amira.

“Estamos acostumbrados a que aquí en frente se instalen circos y parques de diversiones, una vez hasta se puso el Daniel Vilches con su revista” confiesa la Sra. Magali refiriéndose a la gran y yerma loma que deslinda con la Villa Comercio, La Villa Primavera y un supermercado. “Meten mucho más boche que lo que metió el vecino en tres meses con su nave espacial.”

El terreno efectivamente es arrendado por el municipio para circos y otros espectáculos. “La mitad de la plata se me fue en pagar el arriendo del sitio”, confieza Amira, “y pese a que podría haberlo hecho en el patio de la casa de mi mamá, no habría sido lo mismo. Sólo me bastaba cruzar la calle para estar en mi trabajo. Todas las noches miraba el cohete por la ventana y me despedía de él. Por las mañanas al descorrer las cortinas ahí estaba. Fue algo mágico ver como iba creciendo día a día como una plantita, cuidada con amor y esmero.”

¿Por qué U.S.S. Smurf si estamos en Chile?

Por el U.S.S. Enterprise, por supuesto.

¿Ahora que está completado que hará con él?

Ponerme mi traje, mi casco, y empreder viaje hacia el espacio.

¿Pero esta cosa funciona realmente?

Por supuesto. La verdad es que les metí gato por liebre tanto a la municipalidad como al FONDART. Esto no es una instalación como les argumenté, es un verdadero cohete espacial. Me vi forzado a sacarlo del terreno del municipio ya que me tardé un poco más de lo que tenía presupuestado, así que me lo llevaré a casa d emi madre. Despegaré desde su patio. Está toda la prensa invitada y hasta el Sr. Alcalde.

¿Pero no será peligroso despegar un cohete en el patio de una casa?

En absoluto. Mi nave no utiliza combustibles fósiles o energía nuclear.

¿Qué usa entonces?

Información. ¿Cuáles son los elementos básicos que componen la “realidad”?, pues la información. El mundo matemático existe independientemente de la manera en que lo comprendemos, es decir, no está localizado en el espacio ni el tiempo pese a que la manera en que lo percibimos está sujeta a reglas muy similares a la biología.

¿Está sugiriendo acaso que los principios de las matemáticas existen independientemente de la humanidad?

Eso es justamente lo que estoy diciendo. A diferencia del lenguaje humano ya sea en forma escrita o hablada, las relaciones fundamentales a las que las personas se refieren como matemáticas son una parte natural del universo. Sin humanos aún existirían las matemáticas. Son un compendio de reglas universales que ordenan el Universo.

La información comprende un aspecto dual, similar al de la luz como onda o partícula. La información es fundamental y posee dos aspectos básicos: física y fenoménica. El constructo resultante implica que vivimos en un mundo donde no sólo las matemáticas sino toda la información es independiente y fundamental. Si aplicamos los aspectos probabilísticos de la física quántica a la teoría de la información descubrimos una función entre ésta y la existencia que no sólo explica la naturaleza de la realidad como la percibimos, sino que también provee las llaves para alterarla a través de las probabilidades de elementos de información determinados.

Materia y energía se mueven a través del volumen pero la capacidad informática del universo reside sólo en la superficie de área lo que significa que el cosmos es bi-dimensional, la materia, el tiempo, la energía, todos nosotros no somos más que hologramas. Todo lo que tiene volumen es una expresión de un plano bi-dimensional de información. Lo que el U.S.S SMURF hace es reescribir las condiciones informáticas del plano para producir desplazamiento.

Podríamos decir entonces que su cohete es una nave informática.

Sí, podríamos decir eso.

¿Y dónde pretende viajar?

A Próxima Centauri, por supuesto. Tengo unos amigos allá.

Subterráneo

Recuerdo que apenas teníamos doce o trece años. Recuerdo que en aquel tiempo no era necesario recordar nada, porque todo estaba pasando, porque no hay más presente que el de la infancia. Luego se viene la nostalgia y darse cuenta de que la niñez ya está lejos y que ahora no eres más que un reflejo del pasado es algo inevitable. Estábamos los tres: Javiera, Claudio y yo. Paseábamos por la entrada de la Casa de Gobierno, jugando Invasores Extraterrestres. Era nuestro juego favorito. En él, Javiera era una capitana de curvas siniestras –al menos así la imaginábamos con Claudio, pese a que Javiera era de una delgadez de niña absoluta- que nos guiaba a nosotros, su comando, por una tierra apocalíptica en busca de tropas marcianas. Nos pasábamos horas en ese juego. Pero aquella vez que recurre ahora a mi memoria algo pasó que decidimos buscar un nuevo escenario. Fue así como, con el sol golpeándonos las frentes, llegamos al “Agujero”. Sabíamos que era zona prohibida. De hecho así lo decían sendos letreros a su entrada. No había guardias. De todas formas nunca los habíamos visto. Así que entramos con esa excitación de niños rompiendo reglas, bajamos sus escalas. Mi madre me había contado sobre la existencia de una ciudad subterránea muchas veces, algo de un proyecto de los años sesenta en donde la gente podía circular bajo el suelo, bajo Santiago. En unas máquinas gigantescas como cuncunas robóticas. Pero luego todo se pudrió. Empezaron a haber accidentes y explosiones, gente electrocutada y máquinas fuera de control. Duró cerca de cinco años y se decretó el cierre del proyecto. El subSantiago era una especie de utopía abandonada. Circuitos oxidados y suelo húmedo por meados. Todo era oscuridad. Nos entró cierto temor pero nadie lo manifestó por miedo a ser acusado de cobarde. Seguimos avanzando olvidando completamente Invasores Extraterrestres, ahora el juego era otro. Javiera seguía siendo nuestra capitana. La ciudad del subSantiago estaba estructurada por dos veredas paralelas y un riel grueso en el centro de la ciudad. El olor era fatal. Pero seguíamos nuestro camino a ninguna parte. Javiera tomó la delantera. Claudio se me acercó y me dijo que Javiera tenía buenas tetas. Lo quedé mirando sin comprender sobre todo porque nunca le vi pechos a Javiera y porque era la primera vez que Claudio decía algo de ese tipo. Asentí para no quedar mal. Javiera saltó al riel y la imitamos en cuestión de segundos. Seguimos por algo que debe haber sido una especie de gran túnel, porque realmente ahí sí que no se veía nada de nada. Hasta que logramos dar con una aldea vecina, igualmente abandonada. Yo estaba feliz, era demasiado parecido a lo que imaginaba como un escenario perfecto para Invasores Extraterrestres. Demasiado parecido a los libros que más me gustaba leer después del colegio. Deben haber sido unos cuarenta minutos, recorriendo, jugando. Hasta que dimos con la zona púrpura. Eran una luz ultravioleta, que nos iluminaba completamente. No logramos dar con el lugar puntual de dónde provenía pero sentíamos que ya habíamos dado con el clímax de nuestro paseo. No fue así. Escuchamos una suerte de chirrido electrónico al fondo del lugar, muy similar al que hace el televisor que guarda mi padre cuando lo enciende para recordar cómo era la televisión, objeto con el que creció y se educó, otro de los proyectos fallidos de la tecnología, cuando aún se creía en ella. Acudimos al ruido, guiados por el oído y el instinto. Dimos con él. La imagen fue demasiado impactante. Nos quedamos en silencio observándola. Era un cuerpo. No podría decir que era un cuerpo sin vida porque nunca llegué a tal deducción. Era una máquina. Una máquina en agonía. Era las dos cosas a la vez: una máquina y un hombre. La mitad humana estaba en evidente estado de putrefacción, la electrónica en cambio, se resistía a la muerte. Claudio se decidió a hablar. Hola, le dijo. La mitad de la cara izquierda era la parte máquina, como la gran parte izquierda del monstruo. No tenía extremidades. Sólo cables cortados. Se le iluminó el ojo izquierdo de un color rojo intenso y sintético. Nos quería decir algo. Sin embargo no logró soltar mensaje. Aumentaron los chirridos. Se silenció. Nos alejamos. Observamos más detalladamente el salón púrpura. Estaba lleno de extremidades mitad humanas, mitad máquinas. Nos miramos. Decidimos que era hora de volver. Tardamos el doble, quizás el triple. Y justo cuando dábamos con la salida me di vuelta para mirar el imperio escondido por última vez. Javiera y Claudio me llamaron. Les hice un gesto para que continuaran ellos. No miento, pensé en quedarme para siempre. Llegar al fondo de todo esto. Sentí un grito. Un grito de Javiera los conocía demasiado bien. Asustado caminé despacio y atento a la salida. Vi a dos militares tomando en brazos a Javiera y a Claudio y adormeciédolos con una fuerte luz blanca proveniente de una pequeña máquina cuadrada. Tuve que esperar cerca de media hora para salir. No había militares. Corrí a casa. Le conté solo el episodio final a mi madre. La parte de los militares. Extraño. Mi madre parecía desconocer completamente a Javiera y a Claudio. Más extraño. Javiera y Claudio habían sido borrados de la memoria de todo el mundo, incluso de sus propios padres. Yo decidí contar toda la historia para que alguien hiciera algo por mis amigos. Fui a dar al psicólogo por el resto de mi infancia. Al parecer mezclaba mis fantasías con la experiencias reales. Acudí al “Agujero” cientos de veces pero ya no había nada en su lugar. En mi adolescencia pasé de ser un niño con problemas mentales a un posible anarquista. Un profeta del Caos. Así es que me la pasé en hogares de menores y en sitios de reclusión por el resto de mi vida. Mi nombre hoy está escrito en el libro negro del Estado. Mi nombre es Edmundo Gallegos. Tengo treintaidós años. Lucho por una utopía enterrada. Y mi revolución recién empieza.

Killers

En cierto momento, el semiólogo y novelista Umberto Eco dijo que Disneylandia era más real que la realidad misma. La idea que quería comunicar con semejante aseveración era que el mundo mediático en el que vivimos —combinado con nuestras nociones preconcebidas de la realidad— es, en realidad (valga la redundancia), una ficción, o mejor dicho, a lo Baudrillard, una hiperrealidad. De ahí se podría afirmar que instituciones como Disneylandia sirven para que podamos perpetuar la ilusión de que el mundo ‘externo’ es real, o sea una suerte de estación de servicio que utilizamos para recargar nuestro tanque de hiperrealidad relativa; nos provee un punto de referencia sin fundamento —si lo que yace dentro de un parque de diversiones, una película, novela o serie televisiva es artificial, entonces todo lo que existe fuera del medio debe ser real. Sin embargo, la mera existencia de estos medios y ambientes artificiales instrumentaron, inadvertidamente, la apercepción de su ubicuidad e intertextualidad. En resumen, lo que implica todo esto es que el concepto de lo real y lo artificial es, en todo sentido de la palabra, una ficción… otro artificio más que hemos institucionalizado…
Ahora bien, la ucronía es nuestro Disneylandia. Inicialmente los lectores se acercaron para experimentar una Historia artificial, divertida, inconsecuente. Esto duró por un tiempo. Su efecto ontológico se hizo visible en octubre de 2007. Varios académicos universitarios comenzaron a incluir textos ucrónicos en sus clases de Historia. Algunos ciudadanos renunciaron su fe en ciertas hegemonías históricas (particularmente las versiones colonialistas). Otros decidieron cambiarle el nombre al país, su fechas importantes —algunos grupos utilizaron el 18 de septiembre para conmemorar eventos como la colonización de Marte, la clonación Arturo Pratt o la eliminación del oxígeno.
El Estado se vio amenazado. Su poder dependía de la existencia de ciertos hechos ‘oficiales’ difundidos por sus instituciones educacionales. Formularon una solución clandestina; un grupo de hombres conocidos simplemente como Killers. Ignoramos los detalles, pero sabemos que operan de a tres.
Quedamos pocos. Así que presten atención… Enciérrense. No prendan las luces. Escóndanse debajo de las sábanas. Récenle a su deidad de preferencia… y por sobre todo, jamás jamás jamás permitan que alguien los vea leyendo esto.

Información de último minuto


Ya nadie recuerda a los ucronistas. La existencia de La Congregación de los Ucronistas de Chile ha sido borrada de los mapas mnemotécnicos del universo y quienes hayan formado parte de sus filas, se encuentran desterrados en la Zona Fantasma por decreto soberano. ¿Las causas? Atentar contra el patrimonio ideario nacional, a través de deformaciones tanto virtuales como materiales de la Historia Soñada y, en consecuencia, haber casi provocado la muerte de nuestro pilar fundamental en la construcción de nuestra Realidad actual, quien ya se encuentra en recuperación, tras el enorme esfuerzo mental que le llevó modificar anomalías y evitar alteraciones en la forma en que nuestra Patria ha sido narrada.
Quienes tengan acceso a esta información dejarán de recordarla en los próximos segundos.
Desde ya gracias.
Por una Patria Ideal.
__________XXXXXXX________
Firma_________

Detenidos ucronistas que alteraban la historia de Chile

24 de noviembre de 2006
Detenidos ucronistas que alteraban la historia de Chile

(La Segunda) En una espectacular redada, personal de La Brigada contra el Crimen Histórico detuvo a miembros de llamada secta “Los Magios de Nueva Extremadura” en el sector oriente de la capital.

Los Magios, también conocidos como los “Ucrónicos”, se encontraban reunidos en una casa de seguridad realizando una de sus típicas veladas “sincronísticas” en las cuales los miembros de la secta alteran pedazos de la historia de Chile.

De acuerdo a un comunicado del Ministerio del Interior, la redada posibilitó la captura de varios de los líderes de la secta, entre ellos Jorge Baradit, conocido como “El Bardo”, quien ostenta el grado de “Gran Señor del Cono Sur”; “Alvaro Bisama”, alias “Astarot”, a quien se responsabiliza por deformar el plano existencial AP1973 (Allende-Pinochet); “Francisco Ortega, alias “Ostromo”, acusado en Estados Unidos por convertir las ciudades de San Francisco y Los Angeles en las nuevas Hiroshima y Nagasaki; Pablo A. Castro, conocido como el “Morter” y quien ha sido sindicado como el proveedor de armas nucleares a Chile durante la década de los setenta.

En el operativo cayeron también “Gabriel Mérida” alias “El Medrano”; “Last Citizen”, de quien se desconoce su verdadera identidad; “Martín CR”, alias el “Martabit”, entre otros activistas.

De acuerdo a los expresado por el Jefe Metropolitano de la BCH el hecho constituye un duro golpe a las actividades de la secta en nuestro país. “La captura de El Bardo y Astarot disminuirá las acciones de los Ucrónicos, si bien seguimos detectando actividad de otros miembros de la secta que no estaban citados a la junta”.

Personal de La Brigada contra el Crimen Histórico llevaba meses siguiendo las actividades clandestinas de la secta, coordinando su acción con agentes de la “Intempol”.

Considerados por la ONU como “una de las amenazas más serias que debe enfrentar la humanidad en el siglo XXI”, los “Ucrónicos” surgieron hace una década luego del colapso del Eje-Existencial. Como se recordará, la fisura del Eje abrió un portal del Exoverso, produciendo la simultanedad de los mundos enjambres que rodean al Eje, extrapolando las mentes de lo fetos del período 1970-1980. Precisamente la secta de los Ucrónicos está confomada por miembros nacidos en ese período los cuales poseen la capacidad de alterar sector marginales de las placas del Eje-Existencial.

Reunido en sus “juntas”, como les llaman, los Ucrónicos convergen sus flujos mentales para crear amplias fisuras en el Eje-Existencial, produciendo cambios históricos de magnitud en la historia de Chile.

Según informes del Ministerio del Interior, los Ucrónicos capturados serán procesados por crimenes históricos, lo que de acuerdo a la Fiscalía Metropolitana puede significar penas de hasta cincuenta años de cárcel en el recinto penal de Chiloé. En el caso de Francisco Ortega, el “Ostromo”, se espera la orden de extradicción del gobierno de Washignton.

Ucronia


Los ucronistas comenzaron su trabajo de forma silenciosa. Documentaron las historias imposibles que el tiempo -hasta entonces- consumía y ahogaba. Era un grupo extraño de mentes resilentes producto -en su mayoría- de un exceso de mala televisión. Los pobres se creían héroes. De su existencia solo queda este articulo.