El fandom que cazó a Gollum

The Hunt for GollumMientras medio mundo esperaba con ansias ver a Zachary Quinto encarnando a Spock, saber cómo los Illuminati van a destruir el Vaticano con antimateria y ver la versión final de la ultra pirateada Wolverine, el pasado 3 de mayo un grupo de aficionados lanzó su propio estreno del género fantástico, “The Hunt for Gollum” (La Caza de Gollum), armados únicamente con su fanatismo por la obra de Tolkien y escasos £3.000 (poco más de $2.500.000), que se dio a conocer en el SCI-FI LONDON Film Festival y es distribuida gratuitamente a través de Internet (http://www.thehuntforgollum.com). Fue filmada en Reino Unido y puesta en escena únicamente por fans, que debido a obvias limitaciones de presupuesto, dura poco más de 30 minutos.

Argumento
Este fanfilm, que contó con toda la parafernalia y ambiente típico de superproducción (pósters, trailers, entrevistas, making of, etc.) está ambientado en el universo de El Señor de los Anillos y la visión imborrable que nos dejó Peter Jackson con su trilogía adaptada al cine. Se posiciona en el tiempo como una precuela entre la novela El Hobbit y la Comunidad del Anillo y relata la aventura de Aragorn en la búsqueda y captura de Gollum, ante los temores de Gandalf que la criatura pueda revelar información del Anillo a Sauron y ponga en peligro a Bilbo Bolsón y el resto de hobbits…

[inicio spoilers]

…por lo cual Aragorn es confiado en la misión de encontrarlo a como de lugar, ante la amenaza de orcos que podrían dar con él primero. Lógicamente, la amenaza no sólo se hace realidad, sino que el montaraz se enfrenta a ellos (en una primera secuencia bastante aceptable) para luego enfrentar a un jinete oscuro y afrontar la realidad de que sin la pieza clave, Gollum, el Señor Oscuro pronto se hará con la información que lo conduzca al Anillo Único. Aragorn llega a capturarlo, pero los creadores, inteligentemente debido a las limitaciones económicas, han solventado el problema de los efectos especiales que requiere mostrar la criatura en todo su esplendor, mediante tomas a distancia y el hecho que durante su captura se lo muestra dentro de un saco. Sin embargo, esto actúa de notable ingrediente para mantener el misterio y la expectativa sobre el real protagonista de la historia, tal como ha ocurrido en filmes profesionales de terror como “La llave maestra”, “Los otros” o el conocido film independiente “El proyecto de la Bruja de Blair”.

[fin spoilers]

Crítica
Me reconozco como un fan que no se rige por códigos de fan. Intento defender cosas que un fan no defendería porque no lo representa, pero aún así tiene un asidero lógico dentro de una película (lo sentí así cuando defendí The X-Files: I Want to Believe ante acérrimos fans 🙂 ), así como critico lo que un fan aprecia porque simplemente la parece loable y un “favor” hacia ellos. Pues, en un principio pensé mi crítica en este sentido, porque a The Hunt for Gollum (THFG) le encontré varios errores de continuidad y vacíos argumentales, que derivan en un ciclo repetitivo de acciones y no logran captar la atención como historia, sino como más de lo mismo, batallas épicas y un macguffin reducido a un hobbit deforme, recordándome un poco a Clone Wars. Sin embargo, estos detalles pueden ser una mala sugestión, producto de que cualquiera que vea THFG inevitablemente la comparará con el monstruo de la trilogía de Jackson, que sin duda hunde la balanza. Por eso prefiero considerar esos errores no como las pifias de unos pocos amateurs, sino la falta de una asesoría especializada que sí posee una producción oficial para aspectos que componen el relato de una historia, aunque muchas veces ni se nota, al recordar bodrios como The Spirit, Catwoman o Dragon Ball.

También puedo pensar, desde el ángulo de los creadores, que THFG no podía salirse de la línea argumental original y buscó respetar al máximo el legado de Jackson. De hecho esto es clarísimo a lo largo del filme y es su componente más sólido, porque tanto los paisajes, planos de cámara, vestuario, sonidos y ambientación crean una atmósfera que realmente te hacen sentir en ese universo de elfos y orcos, o que ese Aragorn improvisado (Adrian Webster) sin duda tiene las mismas motivaciones e ímpetu que su homónimo de LOTR infinitamente más famoso y millonario. Para qué hablar de los pósters o trailers. Un calco.

La película en ese sentido es estupenda, pero a la vez pudo ser su mayor pecado involuntario: querer parecerse tanto a LOTR -que lo lograron, claro está- al grado que la película tácitamente revela ese mensaje (¡hey, miren! ¡hemos recreado a la perfección el universo de Tolkien siendo sólo unos fans!), pero descuidando una narración que se le pudo sacar más provecho, con innovaciones que no necesariamente rompen la historia original y animarían a considerarlo un verdadero spin-off, con su propio estilo y sello personal (se me viene a la mente la exitosa The Lone Gunmen). Eso no quita, por cierto, que se vea cumplido el deseo de los fans a quienes va dirigida la película: querer seguir viendo, al menos por treinta minutos más, a Aragorn, Gandalf, Arwen y el bueno de Gollum en esa tierra que después de LOTR sólo existe en nuestra imaginación durante juegos de rol. Es un deseo digno, y cumplido. Una vara alta para los ñoños que sólo nos dedicamos a comer las sobras de George Lucas o pegar stickers de “My other car is the USS Enterprise” en el auto, y un ejemplo para los indignos que se farrean millones de dólares en destrozar una buena idea en lugar de realzarla o mejorarla, como The Day the Earth Stood Still versión Neo. Bien por los tolkiendili.

2 comentarios sobre “El fandom que cazó a Gollum”

  1. Intenté verla pero me aburrió rotundamente. Tiene un ritmo pausado y contemplativo más cercano al libro que a la trilogía de Jackson y ya no me la puedo con el libro. La última vez que intenté leerlo, incluso saltándome las partes “lentas”, tampoco me la pude.

Los comentarios están cerrados.