LHC: Comenzó la búsqueda del Bosón de Higgs

LHCPues eso. El 10 de septiembre a las 3:30 am GMT-4 el LHC ha sido puesto en marcha y el aparente colapso del planeta, a manos de un villano super-agujero negro, no sucedió (a menos que estemos escribiendo y leyendo esto desde alguna meta-realidad más allá de la vida).

Como sea, si todo resulta bien, hoy será el día que se recordará como el inicio de la búsqueda de, entre otras cosas, el esquivo Bosón de Higgs, la partícula que se cree genera el campo escalar del mismo nombre. Este campo, en caso que ud amable lector no lo sepa, se piensa que impregna TODO el universo, siendo una de sus consecuencias más notables y misteriosas la manifestación de lo que ud y yo conocemos como masa. Suena extraño que aquella característica tan pedestre, que muchos de nosotros intentamos miserable e infructuosamente disminuir a punta de dietas y viajes al ginmasio, hasta el momento no haya sido posible explicar qué la produce.

En fin, ya veremos como se viene todo el asunto. A continuación un lindo copy&paste de emol.com sobre el tema.

El mayor acelerador de partículas del mundo ya está funcionando

Con él se busca recrear las condiciones inmediatamente posteriores al “Big Bang”, que dio origen al Universo.

GINEBRA.- El Gran Colisionador de Hadrones (LHC en inglés), el mayor acelerador de partículas del mundo, empezó a funcionar hoy en la frontera franco-suiza con la misión de dar respuesta a las preguntas más complejas sobre la naturaleza del Universo.

Entre sus principales objetivos, el LHC deberá detectar las partículas elementales de la materia -que predijo la física teórica pero jamás han sido observadas- y podría poner en evidencia partículas denominadas “supersimétricas”, que componen la materia negra.

Un primer haz de protones fue inyectado poco después de las 09:30 locales (03:30 en Chile) en el LHC, un anillo de 27 km de circunferencia enterrado a 100 metros bajo tierra en un lugar, cercano a Ginebra, situado en la frontera entre Francia y Suiza.

“Tras la inyección del haz, se necesitaron cinco segundos para obtener datos”, declaró el director del proyecto LHC, Lyn Evans.

“Hay dos emociones. El placer de completar una gran tarea y la esperanza de grandes descubrimientos adelante nuestro”, dijo el director general de la CERN, Robert Aymar.

Una luz en las pantallas de control indicó que el haz había entrado correctamente en la primera sección del anillo, provocando gritos de júbilo y aplausos de alivio de los científicos presentes en la sala.

Poco menos de una hora después de la puesta en marcha, el haz había realizado una primera vuelta completa del anillo, cumpliendo el objetivo principal fijado por los físicos para esta primera sesión.

Larga espera

Tras este inicio, seguirá el lanzamiento de un segundo haz que girará en sentido contrario. Las primeras colisiones de protones -para las que habrá que esperar aún varias semanas- se producirán a energías de 450 gigaelectronvoltios (Gev), es decir cerca de la mitad de la potencia del Fermilab de Chicago, que hasta ahora era el mayor acelerador del partículas del mundo.

Sólo más tarde, probablemente dentro de varias semanas o meses, las energías aplicadas en el LHC alcanzarán niveles de hasta 7 teraelectronvoltios (Tev), es decir siete veces superiores a la potencia del Fermilab.

El objetivo del LHC es “adquirir la comprensión sobre el comportamiento de la materia más fundamental”, declaró a la AFP Daniel Denegri, un físico que trabaja en uno de los cuatro detectores de partículas instalados en torno al anillo.

“Esperamos hacer descubrimientos que podrían ser muy espectaculares”, agregó.

Las colisiones de protones que se provocarán en el interior del LHC producirán brevemente una temperatura 100.000 veces superior a la del Sol y deberían permitir detectar partículas elementales que no se han podido observar hasta hoy, entre ellas el bosón de Higgs, última pieza de la teoría del “Modelo Estándar” que daría su masa a todas la otras.

Las altísimas energías aplicadas permitirán recrear durante una fracción de segundo el estado del universo durante la primera cienmilésima de segundo tras el Big Bang, es decir el nacimiento del Universo hace 13.700 millones de años.

Las colisiones podrían crear asimismo pequeños agujeros negros que los científicos del LHC aseguran que no comportarán ningún peligro debido a su efímera presencia. Rumores que circulaban por Internet desataron la preocupación por la posibilidad de que éstos absorbiesen toda la materia a su alrededor, provocando el fin del mundo.

Durante más de diez años, han participado en este proyecto, de un coste de 3.760 millones de euros, “7.000 científicos del mundo entero”, recordó la ministra francesa de Investigación, Valerie Pecresse, al saludar el miércoles su puesta en funcionamiento.

Los científicos del mundo están ansiosos por conocer los datos que provengan de esos choques minúsculos. Una posibilidad es que causen la creación de materia, confirmando la teoría de que existe un “bosón de Higgs” que le da a la materia su masa.

El “bosón de Higgs” es una partícula teórica, conocida también como “partícula de Dios”, y fue bautizada así a raíz del físico escocés Peter Higgs, el primero en postular su existencia en 1964.

Fuente: Agencias / El Mercurio Online (Miércoles 10 de Septiembre de 2008 )

Los cuatro enigmas que debe resolver el Gran Colisionador de Hadrones

Uno de sus principales desafíos es hallar el bosón de Higgs, una partícula inestable calificada de “divina”, que permitiría explicar el origen de la masa y por qué algunas partículas están curiosamente desprovistas de ella.

Miércoles 10 de Septiembre de 2008, AFP

PARÍS.- El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), que fue inaugurado cerca de Ginebra por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), está llamado a responder a cuatro preguntas determinantes que traen de cabeza desde hace décadas al mundo de la física de las partículas:

– Hallar el bosón de Higgs, una partícula inestable calificada de “divina” puesto que muchos investigadores la han estudiado sin haber demostrado su existencia. Lleva el nombre del físico británico Peter Higgs, que la descubrió por deducción en 1964. Confirmar su existencia a través de la experiencia representaría la última pieza del rompecabezas llamado “Modelo Estándar”, que resume los conocimientos actuales de la física de las partículas.

El bosón de Higgs permitiría explicar el origen de la masa y por qué algunas partículas están curiosamente desprovistas de ella. En este desafío, la CERN rivaliza con el laboratorio estadounidense Fermilab, basado en Chicago, que utiliza el Tevatron, un acelerador que se desactivará progresivamente a partir de 2010. El Fermilab participa también en el experimento del LHC.

– Explorar la supersimetría, un concepto que permite explicar uno de los hallazgos más sorprendentes de los últimos años, esto es, que la materia visible sólo representa el 4% del universo. La materia negra (23%) y la energía oscura (74%) se reparten el resto. Una explicación sería que la materia negra está compuesta de partículas supersimétricas llamadas neutralinos.

– Estudiar el misterio de la materia y la antimateria. Cuando la energía se transforma en materia, produce un par de partículas así como su reflejo, una anti-partícula de carga eléctrica opuesta. Cuando una partícula y su antipartícula colisionan, se aniquilan mutuamente a través de un pequeño estallido de energía. La lógica haría pensar que la materia y la antimateria existen en el universo a partes iguales, pero la realidad es que la segunda es muy inhabitual.

– Recrear las condiciones que prevalecieron en el universo en las milésimas de segundo que sucedieron inmediatamente al Big Bang. La materia existía entonces bajo la forma de una especie de sopa densa y caliente llamada plasma quarks-gluones. Al enfriarse, los quarks se aglutinaron en protones y neutrones y en otras partículas compuestas. Colisionándolos, el LCH hará pedazos iones pesados que generarán brevemente temperaturas 100.000 veces más elevadas que la que se registra en el centro del sol. Estas colisiones liberarán entonces los quarks. Los investigadores podrán por lo tanto observar cómo éstos forman la materia.

7 comentarios en “LHC: Comenzó la búsqueda del Bosón de Higgs”

Los comentarios están cerrados.