CONCONINO CREA COHETE ESPACIAL QUE UTILIZA INFORMACION COMO COMBUSTIBLE

Luego de postular dieciocho veces al FONDART, el escritor y artista visual Sergio Alejandro Amira, con residencia en Concón, V Región, por fin consiguió financiamiento para uno de sus descabellados proyectos artísticos, la creación de un cohete espacial en el sitio eriazo frente a su block. Amira señala que si finalmente pudo ganar el FONDART fue gracias al apoyo de la Ilustre Municipalidad de Concón y el alcade Pedro Sumonte.

Lo presenté como FONDART regional”, dice Amira, “por eso esta vez me pescaron.” La idea de armar su propia nave espacial rondeaba la mente de este artista de 33 años desde su más tierna infancia tras ver un capítulo de Los Pitufos en televisión.

“En ese episodio había un pitufo obesionado con viajar al espacio, construía su cohete pero no despegaba. Los demás Pitufos entonces lo dormían, trasladaban el cohete a un sector rocoso lejano, se disfrazaban de alienígenas, y le hacían creer que había viajado realmente a otro mundo.” De ahí el nombre del cohete: U.S.S. Smurf, “es que en español no sonaba bien” agrega Amira.

“Estamos acostumbrados a que aquí en frente se instalen circos y parques de diversiones, una vez hasta se puso el Daniel Vilches con su revista” confiesa la Sra. Magali refiriéndose a la gran y yerma loma que deslinda con la Villa Comercio, La Villa Primavera y un supermercado. “Meten mucho más boche que lo que metió el vecino en tres meses con su nave espacial.”

El terreno efectivamente es arrendado por el municipio para circos y otros espectáculos. “La mitad de la plata se me fue en pagar el arriendo del sitio”, confieza Amira, “y pese a que podría haberlo hecho en el patio de la casa de mi mamá, no habría sido lo mismo. Sólo me bastaba cruzar la calle para estar en mi trabajo. Todas las noches miraba el cohete por la ventana y me despedía de él. Por las mañanas al descorrer las cortinas ahí estaba. Fue algo mágico ver como iba creciendo día a día como una plantita, cuidada con amor y esmero.”

¿Por qué U.S.S. Smurf si estamos en Chile?

Por el U.S.S. Enterprise, por supuesto.

¿Ahora que está completado que hará con él?

Ponerme mi traje, mi casco, y empreder viaje hacia el espacio.

¿Pero esta cosa funciona realmente?

Por supuesto. La verdad es que les metí gato por liebre tanto a la municipalidad como al FONDART. Esto no es una instalación como les argumenté, es un verdadero cohete espacial. Me vi forzado a sacarlo del terreno del municipio ya que me tardé un poco más de lo que tenía presupuestado, así que me lo llevaré a casa d emi madre. Despegaré desde su patio. Está toda la prensa invitada y hasta el Sr. Alcalde.

¿Pero no será peligroso despegar un cohete en el patio de una casa?

En absoluto. Mi nave no utiliza combustibles fósiles o energía nuclear.

¿Qué usa entonces?

Información. ¿Cuáles son los elementos básicos que componen la “realidad”?, pues la información. El mundo matemático existe independientemente de la manera en que lo comprendemos, es decir, no está localizado en el espacio ni el tiempo pese a que la manera en que lo percibimos está sujeta a reglas muy similares a la biología.

¿Está sugiriendo acaso que los principios de las matemáticas existen independientemente de la humanidad?

Eso es justamente lo que estoy diciendo. A diferencia del lenguaje humano ya sea en forma escrita o hablada, las relaciones fundamentales a las que las personas se refieren como matemáticas son una parte natural del universo. Sin humanos aún existirían las matemáticas. Son un compendio de reglas universales que ordenan el Universo.

La información comprende un aspecto dual, similar al de la luz como onda o partícula. La información es fundamental y posee dos aspectos básicos: física y fenoménica. El constructo resultante implica que vivimos en un mundo donde no sólo las matemáticas sino toda la información es independiente y fundamental. Si aplicamos los aspectos probabilísticos de la física quántica a la teoría de la información descubrimos una función entre ésta y la existencia que no sólo explica la naturaleza de la realidad como la percibimos, sino que también provee las llaves para alterarla a través de las probabilidades de elementos de información determinados.

Materia y energía se mueven a través del volumen pero la capacidad informática del universo reside sólo en la superficie de área lo que significa que el cosmos es bi-dimensional, la materia, el tiempo, la energía, todos nosotros no somos más que hologramas. Todo lo que tiene volumen es una expresión de un plano bi-dimensional de información. Lo que el U.S.S SMURF hace es reescribir las condiciones informáticas del plano para producir desplazamiento.

Podríamos decir entonces que su cohete es una nave informática.

Sí, podríamos decir eso.

¿Y dónde pretende viajar?

A Próxima Centauri, por supuesto. Tengo unos amigos allá.

6 comentarios en “CONCONINO CREA COHETE ESPACIAL QUE UTILIZA INFORMACION COMO COMBUSTIBLE”

  1. Así que para eso querías la dichosa fotito que sacaste desde la ventana, ¿eh? Mira tú. Bueno, ahora yo tengo unas de Karl von Amira y Aldoux Maiher con mis libros en sus manos, je, je, je.

    Este Amo del Calabozo está cada día más Geek.

    A ver qué pasa luego de que Amira despegue. ¿Llegará a Próxima Centauri o encontrará un misterioso asteroide de sirenas espaciales que, asumiendo la forma de jovencitas niponas, lo entretendrán para luego no dejarlo marcharse? Lea la continuación y lo sabrán.

Los comentarios están cerrados.