¿Ya no hay shock del futuro?

Oh My Fracking God!El 25 de abril de 2007 el mundo recibió la noticia de la Super Tierra, un planeta de composición similar al nuestro, de entre 3 y 5 veces la masa terrestre. La noticia fue divulgada en todos los medios de comunicación en forma pródiga. Al final del día, toda persona medianamente informada conocía la existencia de este nuevo exoplaneta.

Y listo. eso fue todo.

Reflexionando con el Team, quisimos tratar de tomarle el real peso a la noticia. Y sacamos algunas conclusiones.

Es curioso constatar, en primer lugar, que una noticia que décadas atrás hubiera espantado a más conservador, actualmente sea recibida casi con un simple encogimiento de hombros. Algo similar ocurrió con los cambios que la Iglesia católica introdujo en el Dogma al eliminar Cielo, Infierno, Purgatorio y Limbo (el último de ellos hace pocas semanas). Lo mismo con todo el asunto de la clonación. producimos animales en serie y comemos alimentos trangénicos. Se ha descubierto agua en la luna y marte y el turismo espacial hace rato que comenzó. Tenemos comunicación instantánea hacia cualquier lugar del planeta. Y todas estas cosas que leíamos en nuestras novelitas hard, pulp y *punk son aceptadas con la mayor de las naturalidades. ¿Apatía? ¿resignación frente a lo inevitable? ¿O simplemente el acostumbramiento a los cambios de paradigmas a los que nos somete la sociedad actual cada día?

Alvin Tofler señalaba en su libro de 1970, El Shock del Futuro, que las personas son intrínsecamente renuente a los cambios. Las personas no quieren cambios en sus vidas, y la construyen de la forma en que se minimice la incertidumbre. Pero para bien o para mal, actualmente el cambio en las condiciones del medio es lo normal. Y nosotros, como la especie animal con la mayor capacidad de adaptabilidad, nos hemos adaptado. Prueba de ello entonces sería, en mi opinión, el que cambios fundamentales a los dogmas, el anuncio de descubrimientos asombrosos y la puesta en el mercado de productos increíbles sean aceptados con el mismo sentimiento: naturalidad completamente desprovista de asombro.

En los 90’s la humanidad descubrió el primer exoplaneta. Fue un importante paso en el proceso iniciado por Copérnico, quien nos quitó el lugar preferente en la Creación del Universo. Al constatar, sin posiblidad de cuestionamientos, que existen planetas orbitando estrellas ajenas, nuestra fe en la Ecuación de Drake se incrementó en varios órdenes de magnitud 🙂

A la fecha se han descubierto un par de centenas de planetas, y la novedad de estos eventos hace rato dejó de ser noticia. ¿Y qué hizo entonces que la Super Tierra fuese distinta? Simple: es el primer planeta que reproduce aproximadamente las condiciones climáticas de nuestro planeta. Y si esas condiciones dieron origen a una plétora de formas vivientes en la Tierra, entonces no es absurdo pensar que allá también. Esa posibilidad es la que implícitamente es noticia. Por otro lado, dada la cercanía de aquel planeta, 25 mil años luz, hay que comenzar a pensar que los planetas tipo-Tierra (o clase M para los ñoños) son más comunes de lo que se había supuesto.

De ahora en adelante, con el refinamiento de la técnica de detección y el lanzamiento de interferómetros espaciales, más pronto que tarde se obtendrán fotografías del planeta. Incluso es posible que con el adecuado nivel de resolución se pueda determinar si hay trazas de civilización!!.

En la eventualidad que ello ocurra, será la constatación definitiva que la Humanidad no está sola en el universo. Lo que ignoro es si aquella certeza tendrá un impacto muy profundo en nuestras vidas. Tal vez las personas unicamente se limiten a comentar el descubrimiento en la oficina como quien comenta lo lluvioso de la jornada. Cambios fundamentales en la manera de conducir nuestras vidas, nuestras creencias, nuestra escala valórica, dudo que suceda.

Lo que sí ocurrirá, con absoluta certeza, serán Retcon’s en masa por parte de muchas religiones y sectas para ajustarse a las nuevas condiciones del universo. Pero dudo que aquello sea un cambio traumático. Después de todo, ya no tenemos cielo ni infierno y la civilización tal y como la conocemos no ha cambiado.

Y bueno, aun cuando a nivel doméstico lo que impere es la apatía, siempre existirá en los lugares adecuados el nivel suficiente de curiosidad, de afán exploratorio. La sed de conocimiento que la Humanidad ha tenido como distintivo fundamental se hará presente. Se desarrollará tecnología para alcanzar esos planetas, en pocas generaciones podríamos estar enviando nuestra primera expedición. Podríamos especular sobre el tipo de aquella: una simple sonda con un disco de oro, astronautas criogenizados, androides antropomorfos, naves generacionales o incluso embriones humanos que se gestarían artificialmente un par de décadas antes del arribo al planeta. Para lograr alguno de estos objetivos, la cantidad de I+D lateral necesario sería comparable a lo sucedido durante la 1era carrera espacial.

Para terminar, una frase de nuestro santo Patrono Isaac Newton:

“[…] me comparo a un niño jugando a la orilla del mar, recogiendo aquí y allá una piedra más o me nos lisa, o una concha de rara belleza, mientras el gran océano de la verdad permanece completamente invisible a sus ojos.[…]”

12 comentarios en “¿Ya no hay shock del futuro?”

  1. estos ñoños, siempre queriendo que nos sorprendamos por las cosas que a ellos les sorprenden…

    …ji, ji, ji…

  2. En mi opinión, la CF tiene la culpa a medias de este fenómeno. La literatura fantástica lo que hace es despertar la imaginación, el entusiasmo y las ideas en la gente por todo aquello “futurista” y/o “teórico”, pero al ser CF, lo hace *antes* que ocurran dichas cosas. El resultado de ello es, según lo veo, que cuando finalmente esos hechos otrora futuristas y teóricos a nuestras vidas (llámese turistas espaciales, exoplanetas como la Tierra, etc.) ya a nadie le sorprende porque es algo que podría decirse ya estaba en la conciencia colectiva.
    Yo creo que lo que está ocurriendo es una permutación del “shock” por la “imaginación y el entusiasmo previo”. Aún así, no creo que sea algo “malo”; después de todo, si no hubiera una imaginación y un entusiasmo previo, nunca llegaríamos a leer esas noticias tan “triviales” como un Like-Earth exoplanet. 😉

    P.D.: De paso, esto me recordó algo parecido que ocurrió con los transbordadores espaciales y las misiones Apollo: a lo más fueron (ampliamente) vistas por TV los 2 ó 3 primeros lanzamientos, y la llegada del Apollo XI; pero después el interés decayó notablemente (el episodio de los Simpsons donde Homero viaja al espacio está justamente ambientado en eso! :p).

  3. En rigor lo que sorprende es que estas cosas fantásticas no sorprenden a casi nadie.

    La literatura de CF hace rato que nos acostumbró a lo fantástico. Ver aterrizar un marciano no debería incomodar “tanto”. Tal vez lo mismo ha hecho el cine: alienigenas superpoderosos que salvan al planeta, invasiones repelidas con virus informáticos y cataclismos a escala global (y que se manifiestan siempre en NYC)…

    Tal vez la misión social de la CF se ha cumplido. Tofler, en el libro que cité en el post, señalaba que parte de su importancia era el preparar las mentes de los lectores a los cambios, pues en ese tipo de literatura se analizaban situaciones increíbles en escenarios imposibles. En esta lógica, baradit despreciando la sorpresa no sería otra cosa que el producto final que la CF ha buscado. Alguien que se mueva por los cambios como un bit siempre atrasado […], con las sinapsis sobrecalentadas […] con la que esquiva apenas las neuronas grasosas del tendido urbano.

  4. yo aun tengo secuelas de cuando conoci el bluetooth hace un mes aprox. No tengo la menor idea el funcionamiento… pero me encanta la idea de poder chatear en vivo en alguna parte….. con desconocidos en algun sitio concurrido como un mall por ej.
    Nadie les ve lo magnifico a los celulares, por dios, podemos hablar con alguien con un aparatito en nuestra mano y esa persona puede estar en cualkier parte del mundo!!! es algo increible… El telefono es mas logico, va por cables…. existe la conexion……. y todo eso de la telefonia….
    Simplemente nos adaptamos a vivir constantemente con estos estimulos que se hacen invisibles….. Sicologia, el estimulo que vendrian siendo las noticias o avances tecnologicos son cosa diaria por lo que pasa a ser parte normal de uno y se hace invisible. Ahora creo que si descubren otros seres racionales en otro mundo….. el mundo quedaria en shock, incluso los que actualmente lo creen, seria una respuesta positiva…. aunque perderian pasatiempos….
    Bueno…

  5. Bueno si. El post-modernismo nos ha hecho bastante mas tolerantes a los cambios, toda vez que nuestras necesidades basicas estan relativamente aseguradas. Asi, las condiciones de incertidumbre entre 1970 y hoy dia son muy distintas. En 1970 dos modelos fundamentalmente distintos de entender la sociedad estaban en pugna, no se sabia cual de ellos triunfaria y de que modo afectaria ello la vida de victoriosos y derrotados, y tambien por supuesto con la posiblidad de que ese conflicto se resolviera mediante una guerra total que nos retornaria a la Edad Media como minimo.
    Si. Hoy dia la vida parece bastante menos riesgosa. Y mucho menos en los paises que han alcanzado una plena expresion del postmodernismo, en medio de la abundancia de recursos que determina que cada individuo es capaz de definirse a si mismo segun sus patrones de consumo.
    En la era de la Informacion, la informacion abunda. Y entonces, nosotros, consumidores de informacion, hemos debido especializarnos.
    En efecto, les aseguro que para la vieja que comadrea en la esquina es mucho mas importante y afecta su vida en forma mas relevante el hecho de que tal famoso haya peleado con tal famosa, que la existencia de un planeta a 20 agnos luz de distancia.
    Ademas, esta reaccion (o ausencia de reaccion) del “vulgo” no es nueva ni inesperada. Que creen que esa misma vieja que comadrea en al esquina hizo cuando en 1931 el padre jesuita Georges Lamaitre propuso la idea que hoy conocemos la Teoria del Big Bang? Pues se encojio de hombros, claro. Lo mismo que el cansado carretonero vasco cuando se entera que una tal Colon descubrio un nuevo camino a las Indias.

    Sobre tu ejercicio de ciencia ficcion, en cambio, tengo opiniones contrarias. Coincido que en unas decadas mas podremo tener imagenes de alta resolucion. Pero que en unas pocas generaciones estemos enviando una expedicion me parece improbable. Ya la colonizacion de la Luna o Marte aparece como un objetivo distante.
    Aun cuando el planeta de Gliese tenga innegables caracteristicas propicias para la vida humana (lo que significaria poseer una biologia similar), falta mucho para lograr poseer la tecnologia (y la energia) necesaria para contruir naves que alcancen velocidades relativistas que permitan un viaje razonablemente corto para la tripulacion y para la mision.

  6. Tal vez los gliesenitas (o gliesenios, o como demonios se llamen ellos a sí mismos) ya enviaron su propia expedición a la Tierra.

    O eso o también se encogieron de hombros y dijeron bah, otro planeta habitado más.

    Aunque a saber si la Tierra estaba habitada cuando ellos (si es que existen) la descubrieron.

    Damn, la realidad siempre superando a la ficción, la muy jodida. Qué frustración.

  7. Tal vez la ciencia y tecnología sean cosas tan comunes que ya no importan ni sorprenden, este no es el tiempo de grandes revoluciones científicas.

    Ya todo sentimos que esto es el futuro (o que el futuro no existe) y, probablemente, el mañana sea igual a esto salvo pequeños cambios de diseño que van de la mano con el reciclaje posmodernista.

    Es por esto que la CF huele a obsoleta y la renovación está en la mezcla con temas no propios de la CF. El peor enemigo de la CF es la CF misma.

  8. bromas aparte (tino knows)…creo que nada tiene que ver la CF (o muy poco, al menos), sino la misma tecnología pura y dura. A punta de shocks ha ayudado a fabricar el hombre de hoy, un tipo cada vez más acostumbrado a que lo único permanente es el cambio (frase cliché del management), paradigma imprescindible para el modelo imperante.
    También hay que sacar la cabeza del agua, no es sólo desede la tecnología desde donde vienen las sorpresas. Me preguntaba qué me sorprendería y la verdad…me sorprendería ciertos cambios a nivel de políticas empresariales de recursos humanos o políticas públicas. Esos gallos si que están empantanados y moviéndose como caracoles. Es decir, me sorprendería más que se regularizara el saqueo de las Isapres a que aterrizara un platillo volador con Hitler dentro en medio de la plaza Italia.

  9. Tal vez la ciencia y tecnología sean cosas tan comunes que ya no importan ni sorprenden, este no es el tiempo de grandes revoluciones científicas.

    wrong! Hace casi un siglo que no tenemos y estadísticamente debería llegar una dentro de nuestra generación. hay incógnitas cosmológicas realmente inquietantes que tienen de cabeza a la gente de ciencia. De ahí a que, por ejemplo, los proyectos radioastronómicos estén brotando como la mala hierba en el norte de Chile.

    En esta perspectiva, hay un tufillo en el ambiente que me dice que la revolución viene. ¿Nuevos fenómenos fundamentales de la física? ¿Nuevos paradigmas?

    De todas formas, si la revolución llega, la señora juanita seguirá su vida como si nada…

  10. Exactamente! antes la señora Juanita estaba pendiente de que un gil pisara la luna, antes la señora Juanita sabía que estaban transplantando un corazón, antes la señora Juanita se preocupaba por la bomba H. Hoy la señora Juanita no se sorprende porque avanza tan rápido todo que es completamente factible que se construya una nanocomputadora que, por lo tanto, no es sorpresa, es decir, la señora Juanita no percibe cambios en su vida porque no los hay.
    ¿Fenómenos fundamentales de la física?, ¿nuevos paradigmas?, who cares!, lo que le interesa a la señora Juanita es si tendrá muchos problemas para tomar la 411 para llegar al centro mañana temprano… Como dijo acoronaar no hay shock del futuro.

  11. Esto es producto de intentar responder la pregunta que en todas las charlas astronómicas se plantea : ¿estamos solos en el Universo?. Estos descubrimientos dan una luz de esperanza para que la respuesta sea afirmativa, al igual que el programa SETI. Pero esto solo demuestra que es factible la vida como la conocemos… entonces faltaría la Nave de saltos interestelares.. o como se llame, esperando que no lleven tripulacion humana…. Con “Alerta solar” podemos tener una idea de lo que sucede cuando se envía personas a cumplir una misión 😛

Los comentarios están cerrados.