Polución Lumínica en Antofagasta

Tomado de Marcapasos

No sé si las grúas iluminadas instaladas en la costa de Antofagasta violan la Norma de Emisión para la Regulacion de la Contaminación Lumínica. La Oficina de Protección de la Calidad del Cielo determinará esto. De ser así, la ciudad deberá pagar una multa y nuestro alcalde tendrá que explicar por qué decidió faltar a la ley y comprometer nuestros ya magros recursos al hacerlo.

Más allá de aquello me preocupa oír del líder de la capital astronómica del mundo que Paranal no ha dado nada a la ciudad o a él. Discrepo, pero incluso si nuestro alcalde tuviera razón ¿sería ello una razón para despreciar el problema de la CL (contaminación lumínica) generada por nuestra ciudad? Los cielos de la II Región son los más claros del planeta. Cada haz luminoso enviado hacia ellos los ensucia un poco. Hacerlo es como arrojar petróleo a las aguas más limpias del globo, o como poner un vertedero de basura en la Antártica, o como talar cada día un par de árboles de los bosques del Amazonas. Cada una de esas reservas naturales custodia un patrimonio planetario. ¿Quién debe cuidarlas sino quienes viven en torno a ellas? En el país más rico del mundo no gozan de cielos más limpios que los que tenemos a escasos kilómetros de nuestra casa, y por lo tanto nadie en la Tierra está más cerca de la puerta de entrada al Universo que quienes habitamos en esta región. Podemos mantener abierta esa puerta o cerrarla, pero si la cerramos lo haremos no sólo para la gente de nuestra zona sino para el planeta completo. ¿Queremos esta negra fama mundial?

grua con polucion luminica

Nuestro alcalde sugiere que preocuparse de la CL significa un retorno a recursos del pasado. Con ironía se pregunta si acaso debería iluminar los monumentos con chonchones. Nada de eso. Preocuparse de la CL significa un paso al futuro. Abordar el problema de la iluminación urbana desechando luminarias ineficientes que desperdician la mitad de la energía que consumen; utilizar distanciamientos apropiados para no sobreiluminar espacios; apagar o atenuar luminarias en horas en que nadie transita para usarlas; estudiar los ángulos de iluminación de monumentos para lograr un equilibrio entre estética y una CL controlada; todo esto es un problema complejo, dificil, que teniendo un efecto directo en nuestra calidad de vida pide que nuestras autoridades se informen y se asesoren de equipos técnicos de alto nivel. Otras maneras son fáciles y cortoplacistas; vestidas de modernidad en realidad encierran métodos anticuados y soluciones mal diseñadas. ¿Le importa esto a la señora Juanita en su casa? Seguro. La siguiente vez que atravesemos una situación de racionamiento energético o que nos suban la cuenta de la electricidad debiéramos preguntarnos si habiendo usado la energía de manera más eficiente ello se podría haber evitado.

Aún creo que Antofagasta está a la altura del desafío que su situación de privilegio a nivel mundial le plantea. Esperemos que nuestras autoridades así lo prueben.

(Carta enviada a El Mercurio de Antofagasta el 24 de abril de 2007)

12 comentarios en “Polución Lumínica en Antofagasta”

  1. Yo usualmente critico a periodistas cuando se mandan condoros astronómicos, pero los políticos definitivamente se llevan el premio a la ignorancia. La mayoría debería reconocer que poco o nada saben de ciencia (ya he visto muchos bloopers similares), y que aunque les duela, un científico va a tener mejores argumentos para confirmar o refutar la existencia de un problema que atañe a la ciencia, y si hay que hacer algo al respecto.
    Soluciones hay muchas, pero flojera también. Políticos más preocupados del “circo” con grúas enviando luces al cielo en vez de preservar los cielos más despejados del planeta, también. Qué lata.

  2. Nadie entendía porque aparecieron esas grúas. Algunos decían que era de “adorno”, Bueno, serán de adorno. Algunos decían que eran lindas, que tenian su gracia. Yo decía que eran feas, que cual era el adorno.
    Después supe que un borracho se subió con un objetivo poco definido, y luego, los carabineros tuvieron que ir a bajarlo.
    eee.. sin comentarios.
    El fin de semana, desde un balcón..
    Que es eso?????
    – A las grúas les pusieron luces- dice alguien.
    Yaa.. por eso los fuego artificiales??

    Somos raros, tenemos grúas fosforecentes.

  3. Me parecian lindas como adorno… claro, eran enormes, las cosas grandes nos gustan, las admiramos y no sentimos orgullosos. Nos daban aquella “identidad portuaria” que….. no me gusta mucho, pero que tenia razon. Ahora…. Fosforecentes? de seguro son los monumentos mas gays del mundo. No es un insulto, es sabido que el movimiento gay tiene el arcoiris como bandera, y etc etc.
    Lo unico rescatable es que ahora pasarian a ser “discos urbanas”….. mmmm quien sabe…. por mi, les quitaria las luces…. y tambien por los observatorios y el conocimiento astronomico de la humanidad.

  4. Bueno, por lo menos la CL es reversible instantáneamente. Han pensado en poner bombas en las grúas? 🙂

  5. El administrador municipal Ernesto López hace ahora un valioso aporte. Lean el artículo en el diario:

    http://www.mercurioantofagasta.cl/prontus4_noticias/site/artic/20070430/pags/20070430003749.html

    y mi respuesta:

    http://eduardo.almagesto.org/blog/?p=14

    Siéntanse en libertad de difundir estas cartas tanto como gusten. En el Mercurio de Antofagasta me parece que no acogieron la primera, lo cual es curioso considerando que me han publicado varias otras cartas por todo tipo de temas. A veces en los diarios existen esas políticas de no publicar cuando se menciona a ciertas personas o instituciones. Espero que no sea el caso.

  6. io estoy totalmente
    de acuerdo con lo qe se dice alli
    a mi me toco hacer un proyecto de contaminacion
    lumìnica, señalando el problema de las grùas
    y pude comprobar qe desde el año pasado
    Antofagasta era una de las ciudades con mas baja
    contaminación lumínica, pero desde qe se instalaron esas grúas
    y por otros factores màs, a la vez, ha impedido
    qe nuestro observatorio
    el cerro Paranal, le impida hacer su trabajo
    por lo qe nuestro alcalde deberia tomar conciencia,
    esta bn son un bonito patrimonio
    cultural, pero nos afecta a los ciudadanos
    y a los observatorios

  7. Que aporta Paranal a las ciudades de la 2 region???
    tenemos los cielos mas limpios del mundo pero debemos preocuparnos de la delincuencia y drogadiccion que nos afecta….
    La ciudad esta practicamente apagada donde existen focos muy bajo que permiten que los delincuentes cubran sus identidades…y asi Paranal pueda mirar el cielo
    Repito : que aporta Paranal a Chile?
    Teniendo grandes capitales podrian realizar una responsabilidad social a la region implementando luminarias como en cualquier ciudad del mundo donde se puede caminar de noche y tener una perfecta iluminacion nocturna …

  8. La clásica pregunta. ¿De qué sirve hacer investigación en ciencia si hay personas con hambre, sin techo, sufriendo? ¿Por qué financiar investigación astronómica que no ayuda a resolver la delincuencia aquí y ahora?

    Las respuestas a estas preguntas, muy válidas por lo demás, las responde el tiempo. Puedo señalar, no obstante, un ejemplo que hace tiempo quería usar en algo:

    A principios del siglo XX, un ocioso físico de nombre Erwin Schrödinger determinó la ecuación de onda que ahora lleva su nombre. Posiblemente Schrödinger recibía un salario por realizar tal investigación que perfectamente pudo haber alimentado a muchos vagabundos o iluminado algunas cuadras. Lo destacable del caso es que aquella sola ecuación, inocua e inofensiva para el lego, fue la responsable de la revolución tecnológica que le cambió la cara a la segunda mitad del siglo. Negar la mejoría en calidad de vida de millones de personas a causa de tal revolución es pretender tapar el sol con un dedo.

    Ahora bien, el resultado práctico de las investigaciones en Paranal tomarán décadas en alcanzar al ciudadano de calle; pero no me cabe duda que tarde o temprano contribuirá a la mejoría en calidad de vida de las personas. En su tiempo imagino que mucha gente preguntó sobre que aportaba la ecuación de Schrödinger, investigación que ellos mismos financiaban con sus impuestos…

    Con respecto a las luminarias en particular, no es solución apagar las calles para que los gringos de paranal puedan decir oh-my-god mientras miran en paz las estrellas, de lo que se trata es implementar luminarias eficientes que iluminen el suelo y no el cielo. Con un poco de visión y deseos de hacer las cosas bien se puede compatibilizar una ciudad perfectamente iluminada y cielos perfectamente oscuros. Ref:http://www.darksky.org/.

    saludos

    Rodrigo

  9. En respuesta directa a lo que dice “j”:

    1) El primer obvio beneficio es tener acceso a usar instrumentos científicos que constituyen el estado del arte en la materia sin pagar un peso y durante tal cantidad de noches por año que hacen que Chile sea la envidia del mundo entero. He podido hablar con científicos de USA y Europa que encuentran increíble que un solo país (Chile) pueda usar el 10% del tiempo de observación en Paranal, mientras que el resto del mundo debe luchar por el 90% restante. Si quieres poner esto en términos de plata, te puedo dar el ejemplo de Gran Bretaña: Ingresar como miembro en ESO (la organizacion que administra Paranal) les costó 55 mil millones de pesos. Luego, cada año, Gran Bretaña debe seguir pagando 11 mil millones de pesos para mantener su acceso a tiempo de observación. Para Chile esto es gratis.

    2) Derivado de lo anterior, nuestro país puede hacer alianzas científicas invaluables con institutos de países desarrollados. Debido a nuestras grandes posibilidades de acceso a tiempo de observación, los socios chilenos son muchas veces los más atractivos en todo el mundo para ciertos programas de investigación. Esto empuja rápidamente el desarrollo de la ciencia chilena, por medio de transferencias tecnológicas y de conocimiento difíciles de avaluar.

    3) ESO aporta además una gran cantidad de dinero (alrededor de 250 millones de pesos por año) para el desarrollo de la astronomía chilena. Esto en algunos años ha constituído alrededor del 8% de todo el presupuesto para astronomía en Chile.

    4) Finalmente, aunque no lo menos importante, la presencia de Paranal en la II Región crea un nicho turístico que si se explotara de manera inteligente permitiría crear muchos empleos e inyectar nuevos recursos a la región. Prueba de ello lo tienes en el éxito del astroturismo en la IV Región, sin que allá puedan proclamar que poseen los mejores cielos del mundo que la II Región tiene.

    Espero con esto haber respondido a la pregunta de “j”, pero quiero además hacer un comentario respecto a sus otras ideas: Controlar la contaminación lumínica no es un capricho de Paranal y no tiene nada que ver con la seguridad ciudadana. La luz que estamos enviando al cielo no nos está iluminando al posible delincuente en la calle. Si queremos más seguridad entonces debemos pedir luminarias bien diseñadas, que envíen la energía luminosa hacia donde sirve. Eso no sólo nos permitirá vivir más tranquil@s sino que será una contribución al ahorro energético que Chile debe acostumbrarse a hacer si no queremos enfrentar racionamientos.

Los comentarios están cerrados.