EL ULTIMO VIAJE DEL DEMETER

IDENTIFICADO EL BUQUE FANTASMA QUE TRAJO LA TORMENTA

Valparaiso. Septiembre 10, 1897

Como Demeter, bergantin goleta de tres palos y bandera rusa fue identificado el barco que encalló anoche contra el malecón del puerto de Valparaíso. La nave, al parecer, perdió el control en medio de la feroz tempestad que ha azotado el puerto en las últimas horas. Sin embargo, aún más misterioso que su llegada, es dónde está la tripulación del buque. Como en un relato de fantasmas, el velero colisionó sin una sola alma abordo. De acuerdo al diario del capitán, rescatado esta mañana por estibadores, el Demeter habría partido del puerto de Varna en el Mar Negro, el 6 de Julio de 1897 con destino al puerto de Whitby, en Inglaterra, con una tripulación de once hombres y seis oficiales. El qué pasó con estos sujetos y por qué el navío llegó a costas chilenas es uno más de tantos misterios del mar. El cargamento, de quince cajas de tierras para experimentos, continúa intacto, sin embargo la ausencia de papeles de aduana y registros adecuados, gatillaron la decisión de la capitanía de puerto de desembarcarlas y dejarlas en alguna bodega, en espera de que se solucione el papeleo, a cargo del personal del consulado ruso, De no ocurrir esto, se procederá a quemarlas. De acuerdo a informaciones de último minuto, este cargamente fue desembarcado del buque fantasma a últimas horas de hoy.

En otro orden de noticias. A la recepciòn de este matunino, llegó la información de un enerme perro, similar a un lobo negro, que fue visto esta tarde en vaios sectores de los cerros. Consultados al respecto, las autoridades negaron tener mayores antecedentes, pero pidieron a la ciudadanía estar atentos, ya que podría tratarse de un animal peligroso.

2 thoughts on “EL ULTIMO VIAJE DEL DEMETER”

  1. un niño aleman de 9 años desembarcó en valparaiso esa noche, estaba solo, decía llamarse f.w. marnau. preguntaba a quien encontrara por un tal maximilian schreck.

    notable el post

  2. La razón del desvío era traer a Chile a ese niño de 9 años, que en realidad se llamaba Adolf Shicklgruber. El objetivo era mantenerlo oculto en el sur hasta el momento en que su incubación estuviera completa y su misión en curso. Su guardaespalda fue visto un par de veces merodeando los alrededores de Puerto Montt. Pálido, delgado y con enormes uñas de murciélago.

Los comentarios están cerrados.