N vs. S

Chile del Norte y Chile del Sur se encuentran en disputa por el valle del Mapocho y sus ricas tierras de cultivo.

Chile del Sur se extiende desde la ciudad de Hospital hasta su centro portuario más importante, Puerto Montt. Su capital, Concepción, tiene también un puerto que es Talcahuano, el que sin embargo es usado principalmente para el amarre de naves de pasajeros. Las mongolfieras hacen escala en el aeropuerto Carriel Sur, donde los pasajeros en tránsito pueden beber un exquisito café DiMarco mientras esperan que el helio bombeado en la mongolfiera que reposta alcance la presión adecuada para continuar viaje.

Chile del Norte, a su vez, se extiende desde Antofagasta hasta Los Andes; su capital, Valparaíso, es a la vez puerto de carga y de pasajeros, y no tiene puerto de mongolfieras, las cuales siguen camino hasta La Serena. Los pasajeros que están en tránsito hacia la frontera con Bolivia, al norte, pueden disfrutar del aromático aguardiente de uva que se produce en Elqui. Los pasajeros que vuelan en mongolfieras regresan a la capital de Chile del Norte en tren.

Chile del Sur tiene fronteras al sur con la Nación Chilota, al este Argentina, al norte Chile del Norte y al oeste el Oceano Pacífico. Chile del Norte a su vez limita al oriente con Argentina, al poniente con el Oceano Pacífico, al sur con Chile del Sur y al norte con Bolivia.

Chile del Sur tiene una economía esencialmente agrícola, ganadera y forestal, y tiene intercambio con Argentina y la Nación Chilota. En menor medida se dedica a la pesca, excepto en el golfo de Achao, que es territorio chilote.

Chile del Norte tiene una economía basada en Minería y manufactura. Suele tener relaciones comerciales con Bolivia y Argentina, en términos de ganadería.

Ambos países limitaban al centro en el río Mapocho, pero después de la división que se produjo en diciembre de 1817, las relaciones entre Norte y Sur han sido pedregosas, hasta la actualidad, en que las intenciones del Norte de capturar el Valle han sido respondidas con agresividad por el Sur. Se cree que el conflicto será por mar, ya que el combate en mongolfiera está prohibido por la Corte Internacional de La Haya y la ONU.

El Norte tiene por aliado natural a Bolivia, quienes le proporcionarán tecnología naviera; en cambio el Sur tiene de su lado a los estrategas mapuches que descendientes de aquellos que en los años ’70 apoyaron a la Nación Chilota a independizarse de Argentina. Argentina, obviamente, en este conflicto se abstendrá, mientras que los chilotes, al ser una pequeña nación no podrá dar apoyo a sus aliados más antiguos.

A pesar de su inferioridad numérica, Chile del Sur dispone de varios cuerpos de huilcamanes, comandos entrenados y muy especializados. Chile del Norte no tiene comandos especiales, pero si muchos efectivos entrenados en Perú, y una economía más pujante gracias al elevado precio del salitre en el mercado internacional.

Este hecho es observado con preocupación por el presidente de Estados Independientes, Mark D. Chapman, quien ha dicho en varios medios noticiosos que de producirse este conflicto el Cono Sur puede ver afectada su economía ya que las mongolfieras norteamericanas pueden dejar de realizar sus rutas a través de dicha región.

Los presidentes chilenos, Bautista Van Schouven (del sur) y Luis Emilio Recabarren (del norte) mantienen una posición coincidente de mantener la resistencia ante semejante intervención foránea, no cediendo tampoco en sus intenciones de llegar al conflicto.

Para evitar este desgarrador combate fraticida, el filósofo Eduardo Carrasco Pirard junto al reconocido músico Luis Guillermo Oddó se unen y realizan una reunión en la frontera inter-chilena con los presidentes chilenos. La reunión es moderada por la actriz Carmen Bunster, y la prensa internacional está al pendiente de lo que pueda resultar. El llanto de Carmen Bunster es elocuente.

Eventualmente ambos países extienden el combate a las mongolfieras y el resto del continente cierra las fronteras a los Chiles; el costo en vidas es altísimo, y ambos países se ven desgarrados en luchas internas. Ambos presidentes son asesinados por disidentes, el gobierno desaparece absorbido por la vorágine de la guerra, y el caudillismo hace presa en el país, que ya no tiene otra separación excepto la geográfica.

Al final de los años oscuros, surge un médico que empieza discretamente a capturar apoyo entre los caudillos, y pronto su bigote y sus lentes de grueso marco de carey empiezan a ser conocidos entre la gente. Su carisma lo lleva a tener apoyo entre sus compatriotas, y sus fotos con la mano en alto serán el símbolo de la nueva era que se abre ante un único Chile.

5 thoughts on “N vs. S”

  1. humo diferente: en realidad no se trata de propaganda. quien ve al dr. allende al final puede darse cuenta que es el surgimiento de las circunstancias que dan lugar al chile unido de hoy. distintas circunstancias pueden sumarse para un mismo resultado.

  2. Yo no creo que sea así(no pretendo ser una opinión informada). Uno podría poner a cualquier personaje en el final, incluso al general (d) pinochet, para sustentar la opinión de cada uno, y simplemente la instrumentalización me tiene un poco chato últimamente. Gran relato, de todas maneras, y en todo su derecho de terminarlo como le de la gana.

Los comentarios están cerrados.