El huérfano

Hace 33 años el país fue violado. De aquel abuso, nació el hijo espurio de la nación. Era sin nombre. Con paciencia, aguardó el momento preciso.
Entró desapercibido. Su mano traspasó la carne. Sus dedos aquietaron los latidos de su padre.
Esta noche, el huérfano deambula solo, sin propósito ni rumbo por la Plaza de Armas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. interesante que el hijo del hombre tenga 33 años.

  2. Anonymous

    sii, eso del los 33 era algo que no podia dejar pasar sin crear un hijo ucronico.

  3. lo mejor que he leido al respecto. Muy poetico.

Los comentarios están cerrados.