UCRONÍA (EN BUSCA DE UNA MANTRA – HISTORIA)

Sebastián Holden es un niño de aproximadamente unos doce años. Al menos así luce. Pero entre Sebastián y cualquier niño que se vea como él, existen diferencias abismales –por llamarlas de alguna forma−. La historia es sencilla: Sebastián es un niño como cualquier otro hasta que a los siete años sufre un accidente −es atropellado− que lo deja en el hospital y que más tarde le provoca un tumor en el bulbo raquídeo. Tras diversos estudios médicos se descubre, finalmente, que Sebastián ha engendrado un lunar de luz, el cuál se manifestó a través de la conformación de un pequeño bulto en su nuca. A partir de ese entonces el estado de conciencia de Sebastián cambia. Se transforma en sólo dos días en un historiador mántrico Luego de eso vendría todo el asunto de la prensa, las portadas en las revistas −cabe destacar la portada de revista Cosas en donde Sebastián Holden aparece semidesnudo con un globo terráqueo en las manos y su declaración “soy más famoso que los Beatles”−, su paso por un reality show y, en orden consecutivo, la campaña que lo impulsa como rostro mundial de Nike, el año recién pasado.
Con Sebastián nos encontramos en una librería cerca de su casa de Las Condes. El llega vestido como lo haría Eminem en una entrega de premios de MTV.

¿Qué significa ser un historiador mántrico?
La verdad, es que es una gran responsabilidad. Pero al mismo tiempo una complicación mayor, porque a mí me gustaría estar jugando play station 2 como a todo niño. En palabras entendibles para los humanos: los historiadores mántricos somos estudiosos de la realidad en base a esencia y no en base a un proceso cronológico y limitado. Lo que nosotros hacemos es una reconstrucción mnemotécnica sobre el estado de la humanidad y esencia, como un todo. Vemos, a través de la luz, la historia como un todo, el principio de lo que el hombre ha llamado “los tiempos”, y al mismo tiempo el final. Es decir, pasado, presente y futuro no estarían contemplados en la visión de un historiador mántrico.

¿Y cómo funciona esa reconstrucción?
Funciona a partir de que la historia no es concreta, sino una abstracción. No es un hecho material, sino que una serie de opciones que terminan derivando en distintas realidades que continuamente se van alterando. Hoy compartimos, tú y yo, un fragmento de realidad que mañana puede ya no ser el mismo. Esas corresponden a bifurcaciones de la realidad. Gracias a mi don, lo que yo hago es poder existir en plano conciente en las distintas posibilidades. Lo cual sirve mucho en la elaboración de una mantra historia.

¿Estamos hablando de las realidades alternativas?
Más o menos, aunque no son tan alternativas, ni tan variables. No hablemos de realidades sino que de universos. Todos los universos funcionan a la vez, en forma paralela. A veces con mayor cercanía entre sí y otras no tanto.

Según me comenta Sebastián existen tres universos −“yo veo a la existencia como una película en 3d”, fue lo que dijo exactamente−.

(dibujo realizado por Sebastián Holden)

Uno de ellos es el universo negativo o de la negación, aquel en donde las cosas no suceden. El otro es el universo positivo, en donde sí suceden. Estos dos universos pululan en torno a un universo neutral en donde las cosas comúnmente se abstienen. El universo neutral funciona de manera recta y lineal, en cambio los universos negativos y positivos, se expanden como ondas circulares que en algunos espacios llegan a toparse con el universo neutral.

Estos momentos de cercanía corresponden a grandes crisis emocionales del universo neutral (el cual tiene vida) que se traducen como grandes catástrofes sociales.

Sebastián lo explica mejor que yo:
“Por ejemplo, en el Chile del 11 de septiembre del 73, el universo neutral enfrenta una tendencia a la afirmación de esa catástrofe −traducida en la concepción humano−chilena como el ataque a la moneda−. Cuando el universo neutral entra en crisis, tiene que provocar una bifurcación suicida que lo elimine y lo actualice. Entonces, las opciones son: o el ataque a la moneda y el posterior suicidio de Allende; o la sublevación del pueblo completo y exterminio de los militares. Ese es el universo de la negación.

“Como yo tengo la facultad de habitar corporal y espiritualmente en cada universo, veo un universo en donde Chile es una repetición constante de la revolución allendista. Llegándose a transformar en el año 2010 en el último país marxista, aunque en condiciones económicas muy precarias. En el otro universo, Chile es un país que no teme, que sabe defender su democracia y su justicia moral y que se transforma en potencia mundial. Yo le saco provecho a esta visión tridimensional y es por eso que me empecé a preocupar por la mantra historia”.

Al hablar sobre el ataque a La Moneda, Sebastián tiene mucho que explicar −aunque recomendó que no hiciera públicos sus comentarios sobre esto−:

“El Golpe es un momento que en lo particular me interesa muchísimo. Principalmente porque se trata de una gran grieta cósmica. En ella se generaron una serie de universos pequeños (micro−cosmos) que pudieron sobrevivir entre los espacios vacíos de los tres universos por algunos segundos. Luego se pulverizaron dado a su inestabilidad. Es algo que muy rara vez sucede. Es por eso que existe gente que cree haber existido en otra realidad, y en eso se basa la variedad discursiva que existe frente a ese hecho en quienes lo vivieron, aunque en el caso de ellos, el recuerdo termina confundiéndose con la demencia. Los once de septiembre son cosa seria, es una fecha muy significativa, son los momentos de mayor cercanía entre los tres universos”.

Luego agrega: “he asistido un par de veces al los últimos minutos de Allende. Él está en su oficina. No hay nadie y que eso quede claro: nadie junto a él. Pone la radio y se pone a ver recortes de revistas en los que él aparece. No sé si sabes que Fidel Castro también fue historiador mántrico, pero lo excluyeron del grupo por su tendencia al liderazgo autoritarista. Bueno, él sabía lo que sucedería. Es por eso que al acabar la escena, Allende toma el fúsil que Castro le había regalado y lee una carta que el mismo le dijo que leyera el once de septiembre: Ha llegado el momento de jalar el gatillo, la continuidad del Universo te lo agradecerá. Castro, eso dice. Allende no duda mucho y jala el gatillo.”

Con respecto a Pinochet, Sebastián también revela ciertas cosas: “Bueno, Pinochet no es más que un catalizador. El impulso para que los tres universos se crucen y alteren el orden de las cosas. No me extraña que se haya vuelto loco, su cabeza no podría soportar tanto. Bueno, pero acá no hay que tomar posiciones, los historiadores mántricos en realidad somos como los tipos que se encargan de ordenar los ficheros de búsqueda en google, sólo ordenamos y anotamos los estados del universo”

Es así como Sebastián Holden define su oficio celestial −aunque odie el término− en nuestro universo −por fragmentado y variable que sea−. Además añade que no es el único: en el mundo existen cerca de seis historiadores mántricos.

¿Cómo es la relación entre ustedes, los historiadores mántricos?
En cuanto al trabajo, bastante buena. Lo que nosotros hacemos es llevar una bitácora lo más completa posible para saber los diversos estados de la humanidad. Porque comprenderás que “el tiempo” y la “historia” son nociones humanas en cuanto a la ocupación del cuerpo en un sitio determinado. Cuando en realidad los universos son expansivos vale decir: no son lineales. Como puede cambiar aquello que ustedes llaman “futuro”, puede alterarse también el “pasado”, pero ustedes jamás lograrán percatarse de eso… La cosa es que en cuanto a lo personal con el resto de los historiadores mántricos me llevo como el hoyo, perdonando mi humanidad−chilena. Pero es verdad. Siempre me acusan de marketero, de vendido, de sobre-exposición, pero son unos envidiosos porque en realidad están celosos porque soy el historiador mántrico más joven que se haya conocido. Además que soy quien más resalta.

Eso con Sebastián. Una María Codama del Universo.

4 thoughts on “UCRONÍA (EN BUSCA DE UNA MANTRA – HISTORIA)”

  1. Se merece un aplauso y diez estrellas, realmente exelente, la mejor entrada que he leido hasta ahora. Aunque debo decir que, no se porque, me recuerda mucho al universo de Lovecraft. Realmente muy bueno.otra cosa…Debo felictar al autor de esta entrevista, le dio alma al personaje en tres tiempos y con facilidad admirable, y con las palabras que me quedo…

    Ha llegado el momento de jalar el gatillo, la continuidad del Universo te lo agradecerá. Castro

Los comentarios están cerrados.