La Final


11 de septiembre de 1974

AP (Reuteres), Zurich, Suiza.
Es definitivo, la FIFA ha decidio retirarle el título de campeón oficial del Mundial de Futbol de Alemania 1974 a Chile. A las 10:30 de esta mañana, el presidente del fútbol Joao Havelange, ha salido a la fría mañana de Zurich a informarle a la prensa que ha quedado suficientemente demostrado el dolo. Una investigación conjunta de la Interpol, el M-7 británico y la policía de la Deutschland Bundesrepublik; ha recabado escandalosa información acerca de todo un operativo de inteligencia, muy complejo, llevado adelante por el reciente gobierno de facto chileno, para conseguir publicidad positiva a través de la obtención del título de campeones mundiales de fútbol.
La primera pista la habría dado el descubrimiento de un pasaporte alemán adulterado a nombre de Philip Kaifman (alias de Miguel Krasnoff Martchenko). La investigación llevó a una lista de al menos 40 agentes de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional, la policía secreta chilena) que habrían ingresado ilegalmente a Alemania Federal durante el pasado mayo. La policía alemana intenta vincular sus actividades con la muerte por inmersión de la estrella del fútbol holandés Johan Cruyff, de la repentina deserción por problemas familiares (la muerte de su madre y hermana en un confuso accidente) del delantero alemán Gerd Müller, las amenazas racistas recibidas por la selección brasileña por un supuesto comando neonazi (que finalizaron en el sonado retiro del campeonato por orden del propio presidente de Brasil) y múltiples irregularidades en los arbitrajes.
La Federación de Fútbol de Chile fue notificada de la resolución en el mismo instante en que Joao Havelange hacía su declaración pública.
En la capital de Santiago, el gobierno de facto del general Pinochet, organiza una manifestación de repudio y declara que “nuevamente el comunismo internacional ha movido sus influencias para desprestigiar la tremenda labor de reconstrucción que el pueblo de Chile realiza a través de su humilde persona”. Paralelamente, se realizan en privado los funerales del jugador Carlos Caszely, sus deudos han hecho declaraciones a la prensa internacional denunciando que el famosos jugador, notorio opositor al régimen, había recibido numerosas amenazas de muerte si se negaba a jugar el mundial en apoyo a las víctimas del golpe. Su joven esposa declaró que “Carlos es un nuevo mártir popular, tan válido como Víctor Jara o Pablo Neruda. Un mártir del pueblo y sus expresiones culturales. Estoy orgullosa de su decisión de no asistir al mundial. Lo que ha ocurrido hoy me confirma que estuvo en lo correcto al no involucrarse”.

Santiago.

4 comentarios en “La Final”

  1. Baradit fistfucker:
    t vi en el el diario que dice la verdad… ejem… el Mercurio. Aparecías en el Artes y Letras.

    Que bueno que profites de tus contactos para conseguir conbertura mediática. Así, podrás infectar al mundo más rápidamente. Pero apúrate!! Tienes que hacerlo antes que todo se caiga a pedazos

    [things falling apart]

  2. el viernes se reúne “La antigua y venerada logia de los mártires ucronistas de la República de Chile oculto”. Conocida también como “los magios de la nueva extremadura”.

Los comentarios están cerrados.